Click acá para ir directamente al contenido

Martes 9 de noviembre de 2021

"Estaba flotando en el espacio": Will Smith intentó superar su quiebre matrimonial con ayahuasca y un chamán

Will Smith y Jada Pinkett

El actor también acudió a una experta en sexualidad tántrica.

La transitoria separación que Will Smith tuvo con su esposa Jada Pinkett Smith en el 2011 fue un momento bastante duro para el actor

Así lo confirma en su nuevo libro "Will", en donde se abre al mundo contando su vida mediante aprendizajes y fracasos que lo llevaron al éxito.

En uno de los capítulos, "El príncipe de Bel-Air" recuerda lo que fue el momento en el que él y Jada decidieron separarse hace 10 años, y las acciones que siguieron luego de ese hecho.

El distanciamiento que tuvieron surgió justo después del cumpleaños 40 de Jada, fecha para la que Smith planeó un evento de tres días en Santa Fe, Nuevo México, que incluía un documental acerca de la vida de su esposa, la contratación de sus artistas y pintores favoritos, juegos de golf, caminatas y una cena lujosa a la que se llegaba a través de un arco lleno de fotos de Jada.

Después de la cena, una pantalla se levantó y reveló otra sorpresa: Mary Jane Blige cantaría durante la noche para ellos.

"Yo era el esposo perfecto", dice en su libro, pero al parecer eso no convenció a Jada, quien, según explica Smith, no le dijo ni gracias. Por el contrario, luego de la primera noche le pidió que cancelara el resto de los planes que había organizado, diciendo que era "la demostración de ego más repugnante que he visto en mi vida".

Al volver a su casa en Los Ángeles sin dirigirse la palabra, el actor le dijo: "Me retiro. Me retiro de tratar de hacerte feliz ... renuncio, tú anda a ser tú y yo voy a ser yo ".

Luego de eso no se divorciaron, ya que ninguno de los dos quería, pero si se separaron para tener tiempo para cada uno.

Entonces Smith comenzó un viaje espiritual, en donde fue a visitar a un chamán para que lo ayudara con su situación, quien le dio un té de ayahuasca que provocó visiones y alucinaciones que lo "sacaron de la tierra".

"Yo estaba flotando en el espacio exterior... estaba a trillones de años luz de la tierra" explica en el libro.

Además, durante este viaje Smith señala que sintió a una "mujer invisible" a quien terminó llamando "Madre", y que sentía que "ella nunca la iba a dejar".

Posterior a la experiencia, el actor concluyó que todo eso podría ser un mal viaje para él, asegurándose que "Si soy así de hermoso, no necesito las películas Nº1 para sentirme bien conmigo mismo. Si soy así de hermoso, no necesito discos de éxito para sentirme digno de amor. Si soy así de hermosao, no necesito que Jada ni nadie más me valide". 

De todas formas, Smith volvería en trece ocasiones donde el chamán para tomar su té.

Pero sus experiencias no terminaron ahí, ya que también explica que fue a Trinidad, en donde conoció a Michaela Bohem, especialista en sexualidad tántrica.

En sus conversaciones, ella le preguntó sobre qué lo haría feliz, a lo que Smith le respondió: "Tendría un harem".

Preguntándole sobre quien estaría en este harem, el actor nombró a Halle Berry y Misty Copeland entre 25 otros nombres que no se mencionan en el libro.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Will Smith