Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 24 de marzo de 2016

TALLER OASIS | Capítulo 04: Cómo hacer un estuche

Loreto Ponce, profesora de costura de Casa de Oficios, nos enseña a preparar un estuche con gancho y forro.

1. Lo primero que debemos hacer es medir y cortar las telas. Recuerda que necesitarás dos trozos para el exterior y dos trozos para el forro, y que el molde se hace con el largo total del cierre. Cuando tengas el material listo, debes preparar tu máquina y ponerle el pie para coser cierres.

2. Ahora comenzamos a coser. Con alfileres armamos el estuche: el derecho de la tela exterior mira el derecho del cierre, y luego añadimos el forro. Los alfileres se ponen de forma perpendicular para no trabar la máquina. Recuerda que siempre se debe rematar al comienzo y al final para que la costura no se desarme.

3. Cuando el armado esté listo, comenzamos. Sacamos el primer alfiler, abrimos un poco el cierre y cosemos. Lo cerramos y continuamos. Los cierres siempre se cosen cerrados, pero lo abrimos al comienzo para que empezar sea más fácil y calcen todas las partes del estuche. Cuando terminamos el lado, seguimos con el otro. Acuérdate que siempre el lado derecho de la tela va con el lado derecho del cierre.

4. Ahora cambiamos la pieza de la máquina y hacemos el pespunte, que es para fijar el forro al exterior del estuche. Un truco para que la costura quede derecha, es guiarse con el borde a la pieza de la máquina de coser.

5. Para hacer el gancho del estuche, debemos cortar dos trozo de tela de 15 x 8 cm. Encaramos derecho con derecho, cosemos y luego, con paciencia, lo damos vuelta.

6. Continuamos con el estuche. Encaramos las telas, alfilereamos, bajamos un poco cierre y cosemos. Ojo: el fondo del estuche no se cose por completo, se deja abierto al centro. Luego, terminamos de coser el exterior.

7. Antes de cerrar el estuche por completo, debemos poner el gancho. Aplastamos todo –ojala podamos plancharlo para disminuir el volumen-, hacemos calzar todas las partes en el centro del estuche, y ponemos un alfiler para sujetar. Lo ponemos en la máquina y cosemos. Como hay harta tela, debemos coser lento y ayudar a la máquina con el volante, de ser necesario.

SEGUIR LEYENDO