Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 29 de junio de 2016

LA COLUMNA DE MACK LUJÁN | 10 comerciales inolvidables que nos ha regalado la televisión chilena

El panelista estrella de Esto Tampoco es Plaza Italia nos da un adelanto de lo que hablará hoy con Marcelo y Marco.

Porque nos hicieron reír, llorar o enojar. Acá, una selección con los mejores comerciales de la televisión chilena.  

1. "Cómprate un auto, Perico"
Imposible olvidar a Delfina Guzmán gritándole a Nissin Sharim que se comprara un auto, dándole a entender de que era el colmo de ordinario que la pasara a buscar en bicicleta. Cómo han cambiado los tiempos. El comercial era de Banco Santiago.

2. "Heriberto..." 
Un comercial que promocionaba el modelo Sunnymet de Sindelen, en la era pre-calientacama eléctrico.

3. "Y yo ni me moví de mi escritorio"
Cuanta mentira. ¿Quien ha hecho un trámite rápido en una financiera? Nunca, nadie. 

4. "Lo podemos lograr, lo podemos lograr". 
Una de las campañas más recordadas en la historia de la publicidad chilena, que mostraba a un niño que aprendía a andar en patines –de cuatro ruedas- y que se caía en reiteradsa ocasiones. El problema se solucionaba, claro está, tomando yogurt Sorpole. "Esas pequeñas grandes cosas que nos llevan a triunfar", decía la cancioncita.

5. "Si camino no hablar..."
"Si camino no hablar, ser Firestone que venir", es una de las frases más celebres de la publicidad chilena y fue pronunciada por uno de los actores más talentosos de Chile: Luis Alarcón. El comercial fue realizado por el cineasta Silvio Caiozzi, quien ganó en el festival de publicidad más importante del mundo con este indio sabio: Cannes. 

6. "Mi mamá me da manjar Colún" ... "¡Si somos hermanos!"
Patricio Badinella, director creativo del comercial, tomó una decisión fundamental a la hora de grabar este spot: permitió que los niños pudieran improvisar, ya que ninguno sabía leer ni escribir. Su espontaneidad, humor e inocencia marcaron para siempre la publicidad chilena, a comienzos de los noventa. 

 7. "Le saco la sal"
Un caso emblemático de como cambian los tiempos. El comercial, protagonizado por Marisela Santibáñez, mostraba a un esposo que hacía lo posible por no disgutar a su mujer que, se supone, estaba menstruando. Absolutamente machista, el comercial hoy día hubiera sido duramente criticado por estereotipar a la mujer.  

 8. "Tómate un Armonyl"
Cristián Mejías hizo lo que muchos soñamos hacer cuando estamos trabajando y el computador se queda pegado: agarrarlo a puteadas y tirarlo lejos. "Cuando lo transmitieron en una sala de proyecciones en mi pega y todos se mataron de la risa. Después, en la calle me empezaron a empapelar con el 'guatón, tómate un Armonyl' y el teléfono no paró de sonar: que "La mañana del 13", que el Canal 11, que el "De pé a pá". Y resulta que había hecho el réclame por puro huevear, porque la publicidad nunca ha sido lo mío", contó para LUN, su protagonista. 

9. "¿Y tu hermana?" 
Se trata de un comercial original, pero que instala en la sique colectiva un esterotipo desagradable: el del "papito zorrón" bueno para las piscolas y los asados. 

 10. El perro de Lipigas
Un acierto: un quiltro medio feo, de habla popular, que se codeaba con los mejores, que tenía chispa y buen humor. Apareció con Gary Medel, quería ser presidente, celebraba el día de la madre. Qué no hizo Spike, su nombre real, que finalmente murió en marzo de este año. 

SEGUIR LEYENDO