Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 29 de octubre de 2015

HALLOWEEN | Las 10 escenas de terror más perturbadoras que hemos visto

Este sábado a las 21.00 realizaremos un especial de miedo. Para ir preparando el ánimo, seleccionamos algunas de las escenas más inquietantes de este género. No apto para menores de edad.

10. Poltergeist: Marty en el espejo
Esta película tiene muchas escenas pertubadoras, pero escogimos esta porque ¿quién no ha sentido miedo al mirarse a un espejo de noche? Dato curioso: las manos de Marty en realidad son las de Steven Spielberg. 



9. Cementerio de Animales: la muerte de Zelda
Nada más perturbador que ver morir a alguien, sobre todo si se es niño. En esta escena, Rachel cuenta cómo murió Zelda, personaje que fue interpretado por un hombre ya que no se encontró a una mujer que fuera lo suficientemente flaca para el papel. La película está inspirada en la novela homónima de Stephen King, quien además escribió el guión. 



8. Ringu: Samara saliendo del televisor
Este film de Hideo Nakata popularizó un tipo de terror japones con mujeres delgadas, de pelo largo y abundante, y blanquecinas. El espíritu vengativo de Samara alcanza su punto álgido cuando sale arrastrándose fuera de la televisión, para atacar s su víctima. Así es que cuidado con ver tele de noche. 



7. Freaks: uno de ellos
Tod Browning y la Metro-Goldwyn Mayer realizaron esta extraordinaria película de horror. No solo es políticamente incorrecta, sino además todo su reparto no está disfrazado ni maquillado. Esta escena, donde enarbolan el canto "One of Us", es especialmente perturbadora porque va en escalada y crea un clima tenso e incómodo que termina con una de las comensales insultando a todos los 'freaks'. Inolvidable. 



6. Suspiria: la primera muerte
Esta cinta de Dario Argento no solo regala sangre por montón, sino una dirección de arte fina y elegante, música discordante para erizar la piel y una gran variedad de escenas surrealistas en tonos primarios. La primera muerte que registra la película y que se ve en el trailer es muy inquietante, ya que en ella se estrangula a una joven contra una ventana. La imagen es particularmente violenta por los planos que escoge Argento para filmarla. 



5. Pennywise o It, el payaso asesino: lávate las manos
Junto a McDonald's, esta película debe ser una de las grandes responsables de que gran parte de la población le tenga miedo a los payasos. Pennywise no solo es uno horrible, sino también intangible: no es un asesino, un sicópata ni nada, es una especie de espíritu o "algo" que ataca a los niños. Si bien en esta escena el payaso maldito no aparece, todo el contexto es inquietante: una niña traumada por el payaso y su padre (que la golpea además), que solo va a al baño a lavarse las manos. ¿Quién no se ha quedado mirando el desagüe del agua pensando que de pronto algo saldrá de ahí?



4. El bebé de Rosemary: tiene los ojos de su padre

Cuando Rosemary se da cuenta de que su guagua es el mismísimo demonio, la cámara gira y muestra a esa tropa de ancianos satanísticos que le dicen: "Tiene los ojos de su padre" y "De todas las personas que pudo haber escogido, te eligió a ti". Termina la escena con un "Hail Satan" que cuesta sacarse de la cabeza.  



3. The Shining: las gemelas del hotel
Las encargadas de interpretar a las tétricas niñas que fueron asesinadas por su padre en el hotel al que llega la familia Torrance, fueron las gemelas Lisa y Louise Burns, quienes en aquel entonces apenas tenían 12 tiernos años de edad. En el film se ven menores y sus vestidos y cintitas se quedaron grabadas para siempre en nuestra memoria. 



2. Alien: comiendo con Kane
Esta escena es particularmente terrorífica porque es una de las pocas escenas donde la tripulación está relajada, compartiendo, tomándose con humor la comida mala que están comiendo, hasta que de repente se desata el horror. 



1. El Exorcista: la crucifixión 
Cuando la cabeza le da vuelta en 360 grados, cuando camina por la pared, el vómito y podríamos seguir. Son tantos los momentos terribles de esta película que es difícil escoger uno, pero nos quedamos con este: cuando la pequeña Reagan McNeil se eleva sobre su cama. Es una escena que a primera vista es obvia, pero que revela una parte profunda sobre la religión y la fe. 

SEGUIR LEYENDO