Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 5 de septiembre de 2013

Lo dijo en Tiempos Modernos

Imagen foto_00000001

Hoy entrevistamos a Mario Waissbluth, autor del Libro "Cambio de Rumbo" y Presidente del Directorio y Coordinador Nacional de Educación 2020. A propósito del lanzamiento de su libro, criticó duramente la particularidad del modelo chileno en educación. "Tenemos el modelo más freak del mundo. Hemos avanzado, pero es que nuestro modelo es completamente anómalo en el mundo. Nuestros niveles de mercantilización, en nuestros niveles de segregación educativa, en los niveles de hipercurriculización, de test estandarizados. Es decir, el modelo, de veras, de veras, ya no resiste más. No digo que esto haya sido una catástrofe, pero simplemente aquí topamos techo... Estamos en el país con los índices de escolarización más altos del mundo. Es decir, tenemos a los chicos 12 años en la escuela, incontables horas, mucho más que otros países de la OCDE, embruteciéndolos con un sistema educativo que no les permite ni pensar ni entender lo que leen"". Además, responsabilizó a la elite política de que no hayan cambios en el tema: "A la clase política chilena le alcanzó la convicción para construir escuelas, porque eso rinde, no es cierto, cortar cintas siempre es bonito... Pero no le alcanzó la convicción para tener una carrera docente a la altura, destruyó la educación pública en la pasada y tenemos el sistema educativo más segregado del mundo".

Aquí puedes escuchar la entrevista:

 

 

Elena Dressel y Mauricio Hofmann conversaron también con Laurence Golborne, candidato al senado por Santiago Oriente quien reflexionó acerca de las divisiones que se han dejado ver en su sector: "Yo trato de empujar con mucha fuerza la unidad de nuestra Alianza. La gente me dice 'oiga, pero hasta cuándo pelean, por qué siguen en esto'. Yo les trato de explicar lo difícil que es en política y en nuestro sector, mucho más que en la Concertación, mantener un grado de unidad y eso requiere de generosidad, altura de miras, requiere que todos entendamos que nuestro proyecto es colectivo y no individual... Tiene que ver creo con las propias necesidades de la gente de nuestro sector. Muchos quizás sienten que están haciendo un gran sacrificio personal por trabajar en el servicio público. Y eso hay que cambiarlo. Hay que entender que esto no es un sacrificio, esto es una opción de vida... Tratemos de que las críticas, los comentarios, las peticiones, las hagamos primero en privado. Y eso es lo que hay que tender a hacer, que se planteen directamente dentro del comando, dentro del equipo y no este afán muchas veces de plantearlo por los medios directamente sin antes conversarlo internamente... Yo creo que eso hay que hacerlo -como dice el viejo dicho- lavando la ropa sucia en casa".

Esta es la entrevista completa:

SEGUIR LEYENDO