Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 17 de marzo de 2016

SICOLOGÍA | 13 señales de que a tus compañeros de trabajo les caes mal

No hacen falta desprecios como los de María Joaquina de la serie de televisión Carrusel, para comunicar que no te soportan.

Si no te dan ni la hora, si no te preguntan por tus plantas, perros o hijos, lo más probable es que estés frente a una persona a la que le caigas mal. Acá, más señales que te indicarán que te encuentras más solo que Adán en el día de la madre.  

1. Cuando te cruzas con un compañero y este acelera el paso (o se demora más).
Si alguien de la oficina huye hacia las escaleras cuando te ve llegar, lo más probable es que no quiera compartir el ascensor contigo. Lo mismo si acelera o ralentiza el paso. Entiéndelo: esa persona hará todo lo posible por no tener que toparse contigo y tener que hablar del clima. 

2. El de la mesa de al lado está siempre "concentrado".
No apartar la mirada de la pantalla del computador es un acto absolutamente consciente. El ser humano posee un reflejo automático de orientación, por lo que cuando alguien entra en una sala o escuchamos un ruido, lo natural es interesarnos por el nuevo estímulo. Si no lo hacemos, es porque voluntariamente no quieren hablarnos. 

3. Se quedan en silencio o dejan de reír en tu presencia.
Basta de niñerías. Si sucede esto es porque claramente no quieren compartir sus aventuras, experiencias, opiniones, chistes ni pelambres contigo. Se digno y ándate. 

4. Forman grupos en los que tú no estás. 
Si no te invitan a almorzar, a fumar un cigarro o comprar un café, es porque no quieren que seas parte de aquel grupo. Lo bueno es que dada la rotación alta de personal que hay en las empresas actuales, esta situación puede cambiar. 

6. Te llevan la contra o no te felicitan por tus éxitos.
Si te aportillan las ideas, preocúpate. Más aún si existe más interés en derribar tu propuesta que en averiguar si es viable o no. Si en vez de recibir felicitaciones por un logro, escuchas que fue una cosa de suerte, probablemente estés siendo menospreciado. Y por envidia. 

Imagen foto_00000001

7. No te preguntan por tu perro.
¿Nadie se ha interesado por saber si tienes pareja, hijos o perro? Entonces, caes mal. Si nadie te pregunte por tu vida fuera de la oficina o no siguen tu conversación cuando tratas de iniciar un tema, detente, estás perdiendo el tiempo. 

8. Todos se quedan hasta tarde (aparentemente).
Si sueles ser el primero en irte o cuando te vas no hay nadie que haga lo mismo que tu, lo más probable es que estén esperando que te vayas para irse juntos a tomarse unos schops. Sin tí, obvio.

9. No estás en ningún grupo de WhatsApp.
Siempre hay y aunque sean una lata, si no estás en ninguno, es por algo. 

10. Rehúyen tu mirada.
No es timidez. Que alguien no le mire a los ojos denota indiferencia.

11. Te hablan con los brazos cruzados.
Cuando estamos a gusto, mostramos la comodidad con nuestros gestos e incluso tocando a nuestros interlocutores en zonas neutras como el hombro, codo o parte superior de la espalda. Se trata de gestos que reflejan complicidad y confianza. 

12. Arrugan la nariz o fruncen el ceño.
¿Hay mal olor? Si es no, entonces se trata de un rechazo evidente. Si tienen la frente arruga muestra que no hay interés en tener alguna conexión contigo: cuando nos molesta tener que ver a alguien y hablar con él, una forma de manifestarlo es a través de la tensión muscular en la cara.

13. Sonríen de lado.
Si te hablan irónicamente y elevan la comisura de los labios, están considerando que eres intelectualmente inferior.





SEGUIR LEYENDO