Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 4 de enero de 2016

MAGAZINE | Placentofagia, la tendencia de ingerir la placenta, que está de moda entre las celebridades

La estrella de televisiva Kim Kardashian decidió tomar la placenta de su segundo hijo en forma de pastillas para prevenir la depresión postparto. Y no es la única. ¿Pero qué dicen los expertos de esta práctica?

"Durante el embarazo de North oí toda clase de historias de madres que nunca comieron la placenta de su primer hijo y sufrieron depresión postparto. Con el segundo tomaron píldoras de placenta y no la sufrieron" escribió Kim Kardashian, chica reality y esposa de Kayne West, en su sitio web, a propósito del post-parto de su segundo hijo, Saint West. 

Pese a que ningún estudio científico ha avalado los beneficios de la placentofagia, como se denomina a la práctica de ingerir la placenta, es la tendencia de moda entre las madres de Hollywood. Sus defensoras insisten en la supuesta eficacia de la placenta para combatir la depresión postparto. También aseguran que aumenta sus niveles de energía y estimula la producción de leche materna.

Uno de los responsables del boom fue Tom Cruise, quien en 2006 adelantó a la revista GQ su intención de ingerir la placenta de su hija Suri, cuando esta naciera. Otra abanderada por la placentofagia es Gaby Hoffmann, actriz estadounidense conocida por su papel en la serie Girls, quien recomendó recientemente a las madres cortar la placenta en 20 rodajas, congelarlas y añadir una de ellas cada día a un batido de frutas.

Para las madres más conservadoras, también están las píldoras. Al menos así lo han contado las actrices January Jones, quien interpreta a Betty Draper en la serie Mad Men, o la actriz y activista vegetariana Alicia Silverstone.

Imagen foto_00000015





SEGUIR LEYENDO