Click acá para ir directamente al contenido

Martes 27 de diciembre de 2016

Comer desperdicios: la tendencia gastronómica que no tiene nada de alocado

No, no es algo tan asqueroso como puede sonar a simple vista.

El futuro de la comida está en el basurero. Esas fueron las polémicas declaraciones de Massimo Bottura, conocido como el chef del mejor restaurante del mundo y protagonista de un documental en Netflix y de portadas de revistas como The New York Times

"Cuando pienso en lo que los chefs estarán cocinando en los próximos años, lo primero que se me viene a la mente es basura: pan añejo, cáscaras de papas, huesos de pescado o verduras marchitas", dijo hace algunos meses en una columna.

Su restaurante, la Osteria Francescana, tiene un menú que cuesta 127 mil pesos y las reservas están tomadas hasta mayo del 2017, entonces ¿por qué pretende servir comida que está lista para irse a la basura? "Porque botamos mucho". Así de simple es su prensamiento. 

Se refiere a las 1.300 millones de toneladas de comida que año a año se van a la basura en todo el mundo, según cifras de Naciones Unidas. Ese número equivale a un tercio de la producción mundial de alimentos. Es una realidad más que inquietante. 

SEGUIR LEYENDO