Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 9 de junio de 2016

ARTE | Esta es la espectacular cabeza móvil de Kafka

Desde hace un par de años que esta escultura cinética de David Černý sorprende a los habitantes y turistas de Praga.

Se trata de una monumental escultura de 11 metros de alto, 39 toneladas y 42 placas de acero inoxidable, que se mueven de forma independiente y sin cesar, gracias a un motor alimentado por un kilómetro de cable. 

La obra pertenece a David Černý y refleja la metamorfosis de Franz Kafka, su atormentada mente y la relación amor-odio que tuvo con Praga, su ciudad natal y donde está emplazado el busto cinético.

La obra es hipnotizante, pero si el espectador quiere ir más allá, puede interactuar con ella: el observador puede subir una escalera y adhirir su cabeza en el interior. 

Podríamos definir a este artista checo de la siguiente manera: lo que Banksy es al mundo, Černý es a Praga. De hecho, este homenaje a Kafka es una de sus obras más correctas. Para el Museo de Kafka, el escultor instaló una fuente con dos hombres de bronce orinando, que miden más de dos metros y se mueven de izquierda a derecha sobre una piscina que representa a la República Checa. 

Imagen foto_00000018 

SEGUIR LEYENDO