Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 3 de agosto de 2015

ALCOHOLIC ARCHITECTURE | El bar donde te emborrachas, respirando

No se trata de sentarse y oler el vaso, sino de entrar en una gran nube de tragos.

El 28 de julio abrió sus puertas el Alcoholic Architecture, un pub londinense que ofrece a sus clientes el siguiente servicio: respirar el aire humidificado que emana de los tragos que contiene su carta. No se trata de sentarse y oler el vaso, sino que los clientes entren -literalmente- en una nube de tragos compuesta por bebidas alcohólicas y otras sin alcohol. Para esto, se instalaron en el bar potentes humidificadores que saturan el aire, lo que permite que el alcohol ingrese al torrente sanguíneo a través de los pulmones y los ojos. De ahí que la recomendación que se le haga a los clientes sea "respirar responsablemente".



El pub pertenece a Sam Bompas y Harry Parr, dos amigos que se especializan en desarrollar experiencias que combinen olores y sabores, y está ubicado en un monasterio. El lugar no fue escogido al azar. La antigua edificación completa la experiencia: los invitados descienden por una serie de pasillos iluminados tenuemente, hasta llegar a unos camarines donde se cambian de ropa para no quedar 'pasados a trago'. Recién ahí entran al bar, que parece una cripta tallada en piedra.

"Adentro, el sonido es modulado, para que parezca que uno se encuentra de verdad dentro de un vaso", contó Parr el día de su apertura. "Es una atmósfera densa que se convierte en una tormenta eléctrica con relámpagos. Es una nueva manera de experimentar los tragos, y es social porque es un ambiente de inmersión compartido. Todos comparten la misma sensación de sabor".

 www.alcoholicarchitecture.com

 

SEGUIR LEYENDO