Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 24 de octubre de 2016

Por qué las ventanas de los aviones no están alineadas con los asientos

Un artículo del Huffington Post reparó en esta extraña situación que ocurre cada vez que miras el espacio de tu asiento en el avión.

Seguramente más de alguna vez has tenido que estirar el cuello para mirar por la ventana más próxima a tu asiento cuando viajas en avión. Duele, es incómodo y de seguro piensas que estás molestando al pasajero que está más caerca. Pero la posición de las ventanas en los aviones tiene una explicación y tiene mucho que ver con la avaricia de las compañías aéreas. 

Simon Whistler, blogero inglés, abordó este tema en su canal de YouTube Today I Found Out (Hoy he descubierto que...). Resulta que los aviones están diseñados para mantener una organización por filas y unas recomendaciones de espacio según las cuales los asientos están alineados con las ventanas. Sin embargo, las aerolíneas no suelen seguirlas. La desalineación se debe a los apaños que hacen con el tamaño de las plazas y el espacio entre un asiento y otro. El vídeo de arriba (en inglés) explica por qué los asientos no están donde deberían.

Claramente, los asientos desalineados tienen la ventaja de que dejan más espacio para apoyar la cabeza. Las personas que vuelvan con frecuencia aseguran que las ventanas están menos centradas en la parte izquierda del avión, asi que ahí están los puestos ideales para echar una tranquila siesta. Aunque estas pruebas son anecdóticas, indican que el hecho de que las ventanas no estén alineadas con los asientos no es un hecho meramente casual. Pero tampoco es un consuelo suficiente para aquellos a los que casi no les caben las piernas, pero, por lo menos, es una explicación.

FUENTE: Huffington Post

SEGUIR LEYENDO
Tags: Aviones