Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 29 de octubre de 2021

Oklahoma en la polémica por realizar su tercera ejecución fallida consecutiva con inyección letal

Es la tercera vez consecutiva que en Oklahoma ocurre un incidente durante una ejecución.

El Departamento de Correcciones de Oklahoma falló por tercera vez consecutiva una ejecución de pena de muerte.

Esta vez se trató de John Marion Grant, quien al suministrarle los medicamentos letales sufrió múltiples convulsiones y vómitos que alteraron el conducto regular del procedimiento, que busca que los condenados no tengan mayores reacciones al momento de fallecer.

La información fue revelada por Sean Murphy, un periodista que presenciaba el acto.

En efecto, la condena de este ciudadano fue por acuchillar 16 veces y darle muerte a un guardia de la prisión de Gay Carter.

Grant es el primer recluso que se ejecuta en seis años en el estado. Este tipo de intervenciones se había suspendido por dos incidentes ocurridos en 2014 y 2015: en la primera, una inyección letal provocó movimientos involuntarios en un reo; en la segunda ocasión, se administraron drogas letales incorrectas.

"Se han implementado extensas validaciones y redundancias desde la última ejecución con el fin de asegurar que el proceso funcione según lo previsto", había dicho la entidad responsable previo a este nuevo traspié.

¿Qué ocurrió finalmente?

Según precisa Murphy en información que recoge The New York Post, el condenado siguió respirando durante varios minutos hasta vomitar nuevamente. Un minuto después le suministraron otra ronda de medicamentos que concluyó con la muerte del sujeto.

El cóctel de drogas que se les provee a los reclusos son tres: midazolam, bromuro de vecuronio y cloruro de potasio.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Estados Unidos