Por qué ver Sex Education, la serie del momento en Netflix

24/01/2019

Por qué ver Sex Education, la serie del momento en Netflix

Netflix tiene esa capacidad increíble de instalar series como verdaderos fenómenos de la cultura pop. Y lo hicieron de nuevo con Sex Education, una trama más bien adolescente, pero que toca fibras que no solo funcionan como ficción, sino que también como educación. Sí, porque es una producción que enseña

Todo trata sobre Otis, un joven de 16 años que tiene poco éxito social. Su madre es una terapeuta sexual que, naturalmente, lo avergüenza por la soltura con que aborta temas que para un adolescente son complejos. Otis es virgen y tiene un problema para poder abordar su sexualidad. O la inexistencia de ella. 

Junto a su amigo Eric, un joven homosexual también pertenenciente a un círculo social demasiado cerrado y conservador, conocen a Maeve, un chica algo punk que vive sin sus padres porque o escaparon o son adictos. Como ya pueden asumir, ahí es donde surge el amor

Como buena historia británica y juvenil de Netflix, todo parece sacado de manual. Pero sirve. Es emocionante, romántica, fraterna y liviana. No por eso poco profunda. 

Imagen foto_00000003

Maeve y Otis, que vienen de mundos totalmente diferentes, notan que este joven reprimido tiene una habilidad natural para hacer -al igual que su madre- de terapeuta sexual. Dentro de su escuela forman una "clínica" donde atienden a sus pares, que al igual que ellos, tienen una serie de dudas que aclarar. Y Otis, siendo un total inexperto, los ayuda. 

Ahí es cuando todo se vuelve educativo, sin ser necesariamente un material pedagógico. Son consejos un tanto obvios, pero no por eso menos necesarios. Conócete, sé sincero conéctate con lo que realmente quieres. Ese es el tipo de ayuda que da el protagonista. Simple, pero con su mágico tino, logra disminuir los conflictos sexuales de la escuela. 

Los conflictos no tardan en llegar entre Otis y Maeve, mientras se Eric toma un papel relevante al sufrir un potente caso de discriminación por ser homosexual. Eso quiebra la relación con su amigo, llevando la serie a un giro dramático donde todo en la vida de los protagonistas sale mal. 

Imagen foto_00000002

Y como buena serie de Netflix, termina en un punto clave donde todo puede pasar. Lo que obliga a estar atentos a una eventual segunda temporada de las aveturas de Otis, Maeve y Eric.

Cargando...