Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 19 de enero de 2022

Un gato ruso se roba la atención por su inusual tamaño y pesar lo mismo que un niño de dos años

Kéfir es un gato de raza Maine Coon que, con menos de dos años llega a pesar 12 kilos.

Con un tamaño fuera de lo común, el gato Kéfir se roba las miradas por estos días de los medios internacionales.

Con casi dos años de edad, el felino pesa 12 kilos y mide tres veces más que el promedio habitual de su especie.

"Cuando llegan extraños a la casa, todos primero lo confunden con un perro... Ni siquiera podía pensar que un bebé común y corriente pudiera llegar a ser tan grande", dijo Yulia Minina, dueña de Kéfir.

Minina, oriunda del este de Rusia compró a su mascota cuando tenía días de nacido. Lo que nunca esperó es que su desarrollo saliera de todos los márgenes de lo habitual.

Según The New York Post, este gato de raza Maine Coon pesa aproximadamente el equivalente promedio a un niño de dos años.

Esta ciudana rusa también reconoció que el felino tiene un comportamiento apacible. 

"No solo creció grande en apariencia, también es muy inteligente y siempre se comporta con calma”, detalló Minina sobre su compañero.

"La mirada (que posee) es generalmente de persona, y Kéfir tiene una apariencia formidable, pero es un niño muy cariñoso y modesto... Cuando vienen amigos y conocidos a la casa, toda la atención está puesta en él y se deja acariciar con gusto", agregó.

Aunque a medida que crece, las dificultades para regalonear con Kéfir aumentan, netamente por su envergadura.

"Por la noche le gusta subirse a mí cama y dormir. Cuando era un gatito, no me causaba ningún inconveniente. Pero ahora se ha vuelto grande y pesado y, por supuesto, es difícil dormir así", reconoció su dueña.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Gatos