Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 18 de febrero de 2021

La obsesión por el cuerpo de Demi Moore: dietas extremas, cirugías y entrenamiento militar

Las críticas a la actriz tras su aparición en el último desfile de Fendi recordaron la lucha por su apariencia.

Las críticas a la actriz tras su aparición en el último desfile de Fendi recordaron la lucha por su apariencia.

Muchos desconocen la lucha de la actriz Demi Moore con su apariencia. En algún momento, además de su talento y carisma, llegó a ser le mejor pagada de Hollywood de la historia, al mismo tiempo que no se sentía lo suficientemente buena, al extremo de que tuvo que alejarse de las cámaras para recuperarse.

Este tema volvió a estar en la mesa luego de la aparición de Demi en el desfile de la última colección de Fendi, donde, algunos de los comentarios, fueron del tipo, “No se parece a Demi Moore”, “Tiene que decir quién fue el que le hizo ese desastre en la cara”, “Su cirujano debería ir preso”, “Se ve horrible, se arruinó para siempre”.

Algo de esto había comentado en su biografía “Inside Out”, que publicó en 2019: “Cuando era más joven, sentía que nadie iba a quererme si no me entregaba. Sentía que mi valor estaba atado a mi cuerpo”.

También comentó que comenzó a entrenar en el tercer trimestre de su embarazo para su papel de una abogada naval en “Cuestión de Honor” (1992), que empezaría a rodar solo dos meses después del parto. Según narra en sus memorias, “ese fue el inicio de años de adicción al ejercicio y de trastornos de alimentación”.

 La actriz se presionó para ponerse en forma apenas nació su segunda hija con Bruce Willis, con quien estuvo casada 13 años.

“A los 28 años, sentía que no podía parar de entrenar: Era mi trabajo entrar en ese uniforme militar delator que tenía que usar en solo dos meses para ‘Cuestión de Honor’. Estar perfecta para esa película desató en mí una obsesión que me consumiría durante los siguientes cinco años”.

En su libro, Moore cuenta que el excesivo ejercicio hizo que no tuviera grasa suficiente en la leche materna, por lo que su hija Scout no crecía bien y tuvieron que darle fórmula: “Eso me destruyó, pero no podía parar”.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Cine