Click acá para ir directamente al contenido

Martes 28 de mayo de 2019

Despistaron a los fans: La maniobra de los realizadores de GOT para evitar que se filtrara quién se quedaría con el trono

Los detalles tras la última temporada de la serie se conocieron en el documental The Last Watch.

La octava y última temporada de Game of Thrones tuvo cuatro momentos clave: la Batalla de Winterfell, que mantuvo a los fanáticos en vilo durante más de una hora hasta que todo terminó gracias a la grandísima Arya Stark; la masacre de El Desembarco del Rey a manos de Daenerys Targaryen y Drogon; la muerte de la madre de los dragones, y la coronación de Bran Stark como monarca de los Siete Reinos. 

Y aunque el final definitivo de la producción dividió a los fanáticos, de todas maneras estuvieron pendientes a The Last Watch, el documental de dos horas realizado por Jeanie Finlay que develó los detalles del rodaje de la entrega final. 

Entre las revelaciones que más impresionaron se cuentan, por ejemplo, que los diseñadores pasaron siete meses construyecto El Desembarco del Rey solo para explotarlo para las cámaras después de unos días de filmación, que el Rey de la Noche en realidad es un hombre simpático y que los extras que aparecieron como muertos en la Batalla de Winterfell tenían prohibido respirar: por las bajas temperaturas podían verse sus exhalaciones heladas. 

Pero hubo otra cosa que llamó la atención. Por supuesto que la expectación respecto a quién se sentaría finalmente en el Trono de Hierro era muy alta y los creadores de la serie no querían que se filtrara el desenlace. Por eso, según mostró el documental, para asegurarse de que ni un fanático conociera detalles respecto a la coronación de Bran Stark, el nuevo rey de los Siete Reinos, usaron a actores del elenco para despistar. 

El plan fue el siguiente: quienes daban vida a Jaqen H’ghar, Night King y Jon Snow llegaron a la locación en España donde se filmaría la escena, así despistarían a todo aquel que los viera. 

"Es raro, básicamente he salido como un señuelo. Se siente raro estar aquí y no filmar realmente", dijo Kit Harrington al llegar.

SEGUIR LEYENDO