Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 22 de febrero de 2018

¿Se podría replicar la medida de Francia? En Chile solo se consume el 1% de huevos de 'gallina feliz'

En el país europeo se prohibirá el consumo de huevos de gallinas enjauladas.

Se espera que para el 2022, Francia ya no venda ningún huevo que provenga de gallinas enjauladas. Ante esta decisión, los productores de huevos de "gallina feliz" en Chile tuvieron sus propias opiniones. ¿Sería viable una medida así en nuestro país?

Emol consultó a los principales representantes de la industria nacional que abordaron el tema de distintas maneras pensando que en Chile se consume solo el 1% de huevo de gallina NO enjaulada.

"Las ventas no paran, están en constante aumento. Si hablamos del retail, en seis años las ventas se han cuadriplicado", comentó el dueño y fundador de Gallina Feliz, Renato Maino.

Sin embargo, aunque la demanda vaya en aumento, Maino comentó que "algo como lo de Francia, de gallinas sin jaulas, no es algo imposible de creer para Chile... pero como para 2035". En ese sentido, enfatizó que si bien la industria está explorando desarrollar nuevas líneas de gallinas libres, "jamás va a eliminar su producción normal".

¿La razón? El costo. Para poder mantener las 20.000 gallinas de su granja, necesita una hectárea cada 3.000 aves, por lo que, sumado a otros gastos, su costo de producción por huevo es casi el doble que el de una gallina enjaulada.

"Nosotros vendemos un proceso más que un producto (...) el bienestar animal no se traduce en el huevo directamente, pero sí se traduce en cómo los humanos respetamos a los animales con los que trabajamos para producir alimentos", dijo al medio Pablo Albarán, gerente general y fundador de Ecoterra.

En ese sentido, describió: "Una gallina enjaulada vive como en una hoja de tamaño carta, no se puede parar, no ve la luz del sol, está parada sobre una reja toda su vida, se le encorvan los dedos, se le rompen los huesos porque no tiene movimientos y no crea musculatura, es algo macabro".

Si realmente se buscara llegar a una medida como la de Francia, los productores de huevos tradicionales, que representan más del 98% de la producción nacional, deberían reconvertir totalmente su negocio. Desde La Granja "Gallinas Libres" señalaron a Emol que "el costo de inversión que debe asumir un productor para reconvertirse a un sistema de producción libre de jaula, sería tres veces mayor al sistema de producción tradicional".

SEGUIR LEYENDO