GASTRONOMÍA | Los restaurantes franceses proporcionan bolsas para que los comensales se lleven sus sobras OasisFM - 102.1

06/01/2016

GASTRONOMÍA | Los restaurantes franceses proporcionan bolsas para que los comensales se lleven sus sobras

En Francia se aprobó una nueva ley que obliga a los restaurantes que sirven entre 150 y 200 comidas diarias, que proporcionen a los comensales bolsas para llevarse las las sobras. Con la medida se busca crear consciencia sobre el desperdicio alimentario.

En Francia acaba de entrar en vigencia una nueva ley que busca reducir el desperdicio alimentario: desde el 1 de enero, los restaurantes franceses están obligados a dar bolsas a sus comensales para que se lleven sus sobras. La medida tiene por objetivo terminar con los desperdicios y sobras que se dejan en los platos y que, irremediablemente, suelen terminar en la basura.

Esta nueva ley también fue propuesta por el concejal Arash Derambarsh, uno de los principales impulsores de la legislación sobre la donación de alimentos por supermercados y grandes superficies, y también promotor para que una ley similar se instaure en la Unión Europea. El concejal explicó que hay que terminar con el prejuicio de llevarse la comida sobrante, pues en la mayoría de los casos es posible que tenga un final mejor. Añadió también que la población debe tomar conciencia de lo irresponsable que es tirar la comida y que puede apoyarse la iniciativa legislando y obligando por ley a que las sobras sean recuperadas. 
 Imagen foto_00000001
Según las cifras oficiales de este informe del Conseil National de l'Alimentation, en el año 2010 unos tres millones de franceses dependían de las donaciones de alimentos realizadas por organizaciones humanitarias, aunque se considera que esta cifra ha llegado hasta los 4 millones como consecuencia de la crisis económica. Sabiendo esto, es duro pensar que mientras unos pasan hambre, otros desperdician la comida como si sobrara.

Con la nueva medida se pretende reducir hasta en un 50% el desperdicio alimentario que los comensales generan en los restaurantes, según Sud Ouest. La medida afecta a aquellos establecimientos que dan de 150 a 200 cubiertos al día, produciendo unas 10 toneladas de residuos orgánicos al año. Lo cierto es que se trata de una medida complicada y controvertida, pues si un cliente tiene una intoxicación alimentaria por haberse comido sus sobras horas después, ¿de quién será la culpa?

Hay que decir que algunos establecimientos ya han estado ofreciendo desde hace tiempo la posibilidad de que sus clientes se lleven las sobras, concienciados con el grave problema del desperdicio alimentario, pero no han sido muchos los clientes que se las han querido llevar. Con la nueva ley es posible que más de un comensal recoja sus sobras y seguidamente las tire a una papelera o un contenedor de basura para no cargar con ellas, ya veremos si la medida surge efecto y logra crear conciencia.

Imagen foto_00000002

Cargando...