NUTRICIÓN | Lo mejor (y lo peor) de la comida japonesa para mantener la línea

04/04/2016

NUTRICIÓN | Lo mejor (y lo peor) de la comida japonesa para mantener la línea

ienen una esperanza de vida de 82 años y un índice de obesidad del 1,5%. Por esta y otras razones la dieta de los japoneses es considerada como una de las más saludables del mundo, pero su gastronomía también esconde alimentos que ponen en riesgo la silueta. ¿Cuáles son? Te contamos a continuación.

→ En crudo y rico en Omega 3
Tanto el atún como el salmón son pescados bajos en calorías (ambos en torno a las 200 cada 100 gr.). Ambos contienen grasas, pero están en el grupo de las saludables. Además, si se comparan con la mayoría de especies, sobresalen en su composición nutritiva de vitaminas y minerales como las del grupo B que intervienen en la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético y el funcionamiento del sistema nervioso.

Aunque quizás deberían mantenerse fuera de la mencionada variedad azul, por sus purinas, que en el organismo se transforman en ácido úrico, las personas con hiperuricemia o gota, según informa la guía de pescados y mariscos de consumer.es. Asimismo, las mujeres embarazadas deberían tomarse el consumo de estos peces con cautela.

→ De entrante: algas
Son ricas en fibra, calcio, hierro y múltiples vitaminas.

→ Menos salsa de soya
El aderezo clásico del sushi tiene restricciones. Su contenido en sal es muy alto. Por eso hay que tener en cuenta los platos a los que acompaña, pues es frecuente su uso también para cocinar. Por suerte, existen versiones bajas en sodio que reducen en un 25% su contenido.

→ Sashimi, mejor que makis o nigiri
Cada roll de sushi cuenta con una taza de arroz en él que sumarán calorías al total del plato. Elige la opción libre de hidratos de carbono, el sashimi. En el caso de pedir arroz, pide una alternativa integral, contiene grandes cantidades de fibra que mejora el tránsito intestinal.

→ Dile no a los rebozados
El contador calórico se dispara cuando las verduras o el sushi están pasadas por harina frita. Sigue una máxima: cuanto menos crujiente, mejor. Ojo con las tempuras, añaden calorías adicionales al rebozar el producto.

→ Cuidado con el postre
Aunque estén elaborados a base de té, arroz o judías la receta se completa con los ingredientes clásicos de la repostería. "Suele ser el plato más calórico de los menús gracias al azúcar, harina y grasa utilizada en su elaboración", dice la dietista que ofrece un consejo para adictos al postre: "Mejor compartir".

Cargando...