Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 18 de enero de 2016

SALUD | Elevan requisitos para licencias por hijos menores de un año

La decisión responde al aumento entre enero y noviembre de 2015, del 19% en el gasto por estas licencias.

(La Tercera).- La Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) elaboró dos circulares en la que explican los nuevos requisitos para acreditar los diagnósticos de síndrome bronquial obstructivo y alergia a la proteína de la leche, en menores. La presentación de los antecedentes clínicos, que deberán incluirse en un informe médico, condicionará la entrega de las licencias médicas por Enfermedad Grave del Niño Menor de un Año (EGNM) a las madres que las cursen.

La medida se aplicará al permiso subsidiado 100% por el Estado y que se entrega a los padres en el caso que el hijo sufra una patología compleja, una vez que haya terminado el período de posnatal parental, que dura casi seis meses.

La decisión de la Suseso responde al aumento, entre enero y noviembre de 2015, del 19% en el gasto por estas licencias, en comparación al mismo período de 2014. Se trata de un permiso que, si bien tuvo un registro histórico de uso en 2010 -cuando se pagaron $ 89 mil millones-, había mostrado una tendencia a la baja en 2012 y 2013, por la entrada en vigencia del permiso parental.

Para los casos de síndrome bronquial obstructivo, se solicitará un informe que incluya antecedentes familiares de asma, radiografía de tórax anormal y necesidad de kinesioterapia respiratoria, entre otros. En tanto, para la alergia a la proteína de la leche de vaca, las madres deberán adjuntar antecedentes que incluyan un test de hemorragias ocultas, descripción de la alimentación y variaciones en el peso y talla del menor.

La intendenta de Beneficios Sociales de la Superintendencia de Seguridad Social, Rommy Schmidt, explicó que la idea no busca necesariamente una baja de los permisos, sino certificar que se están entregando correctamente. "Hay una sospecha por el aumento rápido de estas licencias, pero si se mantienen los números, cumpliendo con los requisitos de las circulares, vamos a saber si existe un problema clínico epidemiológico o si hay un problema de diagnosticar de manera errada". Schmidt añadió que "tiene que pasar un período de al menos un año para notar esto, porque hay que enseñarle a los pediatras lo que hay que hacer y eso tomará tiempo".

Imagen foto_00000001

SEGUIR LEYENDO