Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 14 de septiembre de 2019

¿Qué harás con la comida que sobre este “18”? Campaña revela los efectos de desperdiciar alimentos

"Salvemos la comida" entrega varias recomendaciones para terminar con el desperdicio de alimentos.

Cada año, durante las celebraciones de Fiestas Patrias, la comida abunda. Esto significa que en muchas casas y fondas suelen sobrar alimentos que, probablemente, también suelen ser despediciados.

Para que esto no ocurra este 2019, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en conjunto con Unilever y el Comité Nacional para la prevención y reducción de pérdidas y desperdicios de alimentos en Chile, lanzaron una campaña que busca terminar con el desperdicio de la comida.

Bajo el slogan "Salvemos La Comida", la iniciativa tiene como objetivo incentivar a los consumidores a disminuir el despilfarro de alimentos y sensibilizar sobre el uso eficiente de la comida, así como el rol y responsabilidad de las personas en la disminución de los impactos negativos al medio ambiente.

Esto, porque según el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), se estima que el 10% de los gases de efecto invernadero producidos por el sistema alimentario a nivel mundial, están relacionados directamente con las pérdidas y desperdicios de alimentos. Esto significa que si la pérdida y el desperdicio de comida fueran un país, se trataría del tercer país más emisor del planeta.

FAO asegura que, a nivel mundial, un tercio de los alimentos producidos para consumo humano se pierde o se desperdicia a lo largo de toda la cadena alimenticia. Esto equivale a 1.300 millones de toneladas por año. En Chile, según los datos recopilados en el segundo Boletín de Pérdidas y Desperdicios de Alimentos de la FAO, se desperdician 63,3 kg de pan al año por familia, lo que corresponde al 16,7% del consumo promedio en la población nacional.

Para terminar con esto, la campaña incorpora las "4C":

  1. Compra: Compra sólo lo que necesitas. Sé inteligente con tus compras. Haz una lista de lo que necesitas y procura seguirla. No compres más de lo que puedes consumir.
  2. Consumo: Calcula las porciones. Ofrece o come porciones de comida más pequeñas en tu casa y comparte con tus amigos en los restaurantes, en caso de que las porciones sean muy grandes.
  3. Conservación: Ya sea en el refrigerar o en la despensa, almacena los alimentos de una manera adecuada para conservar su frescura.
  4. Conversión: Convierte la comida sobrante en el almuerzo o la cena del día siguiente.