Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 8 de julio de 2020

Prensa brasileña demandará a Bolsonaro por ponerlos en riesgo en conferencia en que anunció que tiene covid-19

La Asociación Brasileña de Prensa presentará la acción judicial ante la Corte Suprema.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, será demandado por la Asociación Brasileña de Prensa ante la Corte Suprema. La acción judicial será presentada porque consideran que el mandatario puso en riesgo la vida de los periodistas que estaban presentes en la conferencia en la que, este martes, informó que dio positivo en el test de covid-19

"A pesar de saber que estaba infectado con covid-19, el presidente Jair Bolsonaro continúa actuando de forma criminal y poniendo en riesgo la vida de otras personas", sostuvo el presidente de la ABI, Paulo Jerónimo de Sousa, a través de un comunicado. 

Además, De Sousa señaló que Bolsonaro "rompió el aislamiento recomendado por los médicos" y "recibió a periodistas de medios de comunicación que considera afines" para "informarles personalmente" que está contagiado. 

En la instancia, el jefe de Estado, además de no cumplir con la distancia social, al final de su intervención dio unos pasos atrás y se quitó la mascarilla para decir unas palabras. Esto, para la ABI, infringe el artículo 131 del Código Penal brasileño que castiga por "transmitir a otros una enfermedad grave de la que se está infectado" o "un acto capaz de producir el contagio", que puede ser penado con uno a cuatro años de cárcel y una multa.  

La asociación también considera que el presidente violó el artículo 132 al "exponer la vida o la salud de otros a un peligro directo e inminente". 

"No es posible que el país asista sin reacción a sucesivos comportamientos que van más allá de la irresponsabilidad y configuran claros delitos contra la salud pública", manifestó De Sousa. 

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus en Brasil, el presidente brasileño ha tenido una actitud negacionista de la enfermedad. De hecho, no ha cumplido las medidas de protección como el uso de mascarilla y el distanciamiento social y se refirio a ella como "una pequeña gripe" pese a que en Brasil ya se cuentan 1,6 millones de casos de contagio y cerca de 65.500 fallecidos con el virus. 

Además, Bolsonaro catalogó de "crimen" la imposición de cuarentenas debido a que destruyen la economía. 

SEGUIR LEYENDO