Click acá para ir directamente al contenido

Martes 5 de noviembre de 2019

Piñera se abre a conversar nueva Constitución y descarta renuncia: "Voy a llegar al fin de mi gobierno"

En conversación con BBC, el mandatario se refirió a la crisis social que estalló en el país.

A casi tres semanas del estallido de la crisis social, el presidente Sebastián Piñera dio su primera entrevista extensa a la BBC, en donde aprovechó de referirse a numerosos temas que han sido puestos sobre la mesa durante las manifestaciones.

Entre esos, Piñera aseguró que no renunciará a su cargo producto de la crisis. "Voy a llegar al fin de mi gobierno. Fui elegido democráticamente por una enorme mayoría de chilenos y tengo un deber y compromiso con esos que me eligieron y con todos los chilenos... Si alguien quiere hacer una acusación constitucional, está en su derecho, pero yo estoy absolutamente seguro de que ninguna de ese tipo de acusaciones va a prosperar", sostuvo el mandatario. 

Por otro lado, el presidente hizo un balance de lo que él considera como el fondo detrás de las protestas que se han vivido contra su gobierno en las últimas semanas:

"Creo que hay varias grietas. A pesar de que hemos reducido la desigualdad, Chile todavía es un país demasiado desigual. La gente tiene la percepción, y con mucha razón, de que en Chile hay demasiados abusos. De que hay muchas empresas que no respetan a sus clientes, a sus trabajadores y el medioambiente. Después de mucho tiempo de acumular, decidieron manifestarse con toda la fuerza que lo han hecho".

Con respecto a la polémica invocación del estado de emergencia, Piñera aseguró que fue la única forma de enfrentar la ola de violencia que coincidió con las protestas:

"Tuvimos que llamar al estado de emergencia porque esa era la única forma de restaurar el orden público y proteger a nuestros ciudadanos".

Por otro lado, Piñera reiteró que el gobierno asume un compromiso de investigar todas las denuncias de uso de fuerza excesiva por parte de los uniformados durante las manifestaciones:

"No habrá impunidad. Ni con las personas que prendieron fuego a los supermercados y a la mayoría de nuestras estaciones de metro, ni con aquellas que eventualmente cometieron un exceso de uso de la fuerza o el crimen. Así es como lo haremos en una sociedad democrática como la nuestra".

Finalmente, el jefe de Estado no descartó la posibilidad de discutir una nueva Constitución como respuesta a las protestas, aunque reiteró que su propuesta de agenda social tiene prioridad:

"Después de restaurar el orden público y poner en marcha la agenda social, no termina el debate y vendrá una segunda etapa en que estamos dispuestos a conversarlo todo, incluyendo una reforma a la Constitución".

SEGUIR LEYENDO