Click acá para ir directamente al contenido

Martes 2 de julio de 2019

Para tener en cuenta: Cómo saber si el eclipse te provocó daño en los ojos

Porque no falta el que intentó ver el cielo sin la protección adecuada.

Pese a que se advirtió de todas las formas y medios que mirar al eclipse sin protección certificada para los ojos era profundamente peligroso, no nos extrañaría que existiese al menos un puñado de personas que decidió no hacer caso a esa (prácticamente) obligatoria instrucción. O quién sabe, quizás te sacaste los lentes protectores por 1 segundo y ahora te preguntas si eso fue suficiente como para dejarte con daño ocular permanente.

Quizás ahora te estás preguntando: ¿Y si me dañé los ojos por mi imprudencia y todavía no lo sé? La Tercera entrevistó al Tecnólogo Médico, especialista en oftalmología y docente de la Universidad San Sebastián,  Hugo Berríos, quien entregó algunos tips para determinar si el fenómeno astronómico te afectó.

Uno de los efectos posibles de haber mirado al eclipse directamente es un Ecotoma, una mancha oscura que se ve al centro de tu campo visual y que provoca visión borrosa y puede ser permanente.

También puedes sufrir de Miodesopsias, que se manifiesta como manchas oscuras similares a moscas que se mueven dentro de tu campo visual. 

Por supuesto, en los casos más extremos podrías sufrir una quemadura total de la retina, resultando en ceguera completa. Cualquiera de estos síntomas es razón para visitar al oftalmólogo. 

Esperamos seriamente que ninguno de ustedes sufra de alguna de estas cosas.

SEGUIR LEYENDO