Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 15 de enero de 2016

NACIONAL | Condenan a médico que falsificó autopsia en caso Martín Larraín

El ex funcionario del Servicio Médico Legal, Mario Peña y Lillo habría falseado los papeles de la muerte de Hernán Canales, atropellado en 2013.

La Físcalía del Maule condenó Mario Peña y Lillo, médico que realizó la autopsia a Hernán Canales, quien murió en las Fiestas Patrias de 2013, después de ser atropellado por Martín Larraín, hijo del ex presidente de RN. El médico fue acusado por el delito de falsificación de instrumento público, ya que tras exhumar el cuerpo de Canales y realizarle una nueva autopsia, se descubrió que su peritaje no correspondía con los restos. 

En síntesis su peritaje no daba cuenta con la realidad que mostraba el cuerpo, es decir, se informó de procedimientos que nunca fueron llevados a cabo en la víctima que falleció la madrugada del 18 de septiembre en Curanipe.

Desde el Ministerio Público piden 300 días de presidio para el profesional, además de su suspensión para ejercer cargos en el servicio público, mientras dure la condena.

Según el fiscal jefe de Parral, Nelson Riquelme, "el informe de autopsia elaborado por el doctor Peña y Lillo decía y afirmaba hechos que en realidad no habían sido constatados y verificados durante el desarrollo de la autopsia".

El médico dejó el Servicio Médico Legal (SML) en 2013, luego que el organismo iniciara un sumario administrativo en su contra y pidiera su renuncia.

De acuerdo con la investigación de la fiscalía, cuando Peña y Lillo realizó la autopsia de Hernán Canales en el SML de Parral no sabía quién era el autor de su muerte, lo que solo pudo ser constatado 24 horas después, cuando se detuvo a Larraín en un control policial a la salida de Cauquenes.
Imagen foto_00000001

SEGUIR LEYENDO