Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 29 de abril de 2019

Maisie Williams y el fin de la Batalla de Winterfell: "Pensé que todos lo odiarían"

La actriz que da vida a Arya reveló lo que pasó por su cabeza al enterarse de su rol en el enfrentamiento más épico de la serie.

(ALERTA DE SPOILER)

El tercer capítulo de la octava temporada de Game of Thrones fue épico. La Batalla de Winterfell mantuvo a los fanáticos en vilo durante más de una hora. El episodio comenzó con la tensa espera del inminente enfrentamiento, que finalmente llegó y, tras largos momentos de angustia, fue grandísima Arya Stark quien terminó con todo. 

Fue la guerrera interpretada por Maisie Williams quien mató al Rey de la Noche clavándole una daga de acero valyrio y, con eso, terminó automáticamente con la batalla, que dejó más de un caído, y salvó a los Siete Reinos. 

Respecto a ese rol, que fue elogiado y aplaudido por los seguidores de la producción, Williams reveló, en conversación con Entertainment Weekly, que "pensé que todos los odiarían". 

Sobre el momento en que se enteró que sería su personaje quien terminaría con el líder de los caminantes blancos, uno de los villanos más importantes de la serie, confesó que "fue increíblemente emocionante". Sin embargo, indicó, "inmediatamente pensé que todos lo odiarían; que Arya no se lo merece".

"Lo más difícil de todas las series es cuando construyes un villano que es imposible de derrotar y luego los derrotas. Hay que hacerlo de manera inteligente porque, de lo contrario, la gente dice: 'Bueno, no pudo haber sido tan malo cuando una chica de 100 libras entra y lo apuñala'. Tienes que hacerlo increíble", agregó. 

De hecho, Williams le contó a su novio y, según relató, él le respondió: "Mmm, debería ser Jon, ¿no?". 

Tras aceptar que sería Arya quien tendría esa responsabilidad, indicó que "al final me di cuenta de que todo por lo que trabajé se reducía a este momento. Que Arya lo mate también es inesperado y eso es una de las características de este programa. Entonces me dije: 'Al diablo Jon, este momento es mío'". 

SEGUIR LEYENDO