Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 22 de mayo de 2019

Keanu Reeves compró un helado que no quería solo para que un fan tuviera su autógrafo

Un fanático recordó un tierno episodio que vivió con el canadiense cuando tenía 16 años.

Por estos días el actor Keanu Reeves se encuentra promocionando la tercera entrega de la saga John WickParabellum, que ya está en las carteleras de nuestro país. Y fue en ese contexto que un fan recordó un tierno episodio que vivió con el canadiense cuando tenía 16 años. 

"En honor a John Wick 3 tengo una historia de Keanu Reeves", comenzó diciendo James Dator en Twitter, para luego seguir con un hilo que se ha vuelto viral en redes sociales.

Dator compartió su experiencia, ocurrida en Australia hace 18 años, cuando Reeves todavía trabajaba en la secuela Matrix. "Keanu vino al cine en el que trabajé en Sydney en 2001. En ese momento estaba trabajando en la serie Matrix. Es tranquilo, el miércoles por la mañana, casi nadie está viendo películas", continuó. 

"Yo estaba aburrido y de repente él se acercó con unos jeans, una chaqueta de cuero y un sombrero para montar a caballo. Me llevó 30 segundos ignorar el accesorio y darme cuenta de que era Reeves", relató el hombre que actualmente escribe en el sitio de deportes SB Nation.

Según contó Dator, el actor que da vida a John Wick había ido a ver From Hell, la película de Johnny Depp, y él, un adolescente tímido, quería pedirle un autógrafo pero no quiso hacerlo directamente. 

"Me gustaría hacerle un descuento", le dijo Dator a Reeves, tomando en cuenta que "necesitaría firmar mi hoja y, por tanto, tendría su autógrafo", según explicó. Sin embargo, el canadiense no entendió y le contestó "no trabajo aquí". 

El plan había fracasado, pero dos minutos después James se llevó una sorprensa. "M

"Me di cuenta de que probablemente querías mi autógrafo, así que firmé esto",le dijo Reeves al tiempo que le pasaba una boleta que firmó por la parte posterior. Tras hacer eso, botó a la basura un helado y partió a ver la película.

En ese momento, narró el fanático, se dio cuenta de que el actor "compró un cono de helado que no quería solo para conseguir el papel del recibo para poder garabatear su autógrafo para un idiota de 16 años". 

El gesto de Reeves, por supuesto, enterneció a los usuarios de redes sociales y sus seguidores, quienes siempre han destacado la cercanía y simpleza del actor. 

SEGUIR LEYENDO