Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 5 de septiembre de 2019

Cantará cuando quiera: El insólito caso de un gallo que ganó un juicio en su contra por cacarear muy temprano

Aunque suene imposible, en Francia, un gallo llamado Maurice fue denunciado por cantar demasiado temprano. Específicamente, por "perjuicio sonoro".

Tras algunos meses, este jueves la justicia entregó su veredicto: rechazó la demanda interpuesta por los propietarios de una residencia secundaria en la provincia de Saint-Pierre de Oléron, al suroeste del país. 

Al salir del tribunal, Julien Papineau, abogado de la dueña del ave, Corinne Fesseau, señaló que los demandantes tendrán que pagar mil euros a Fesseau por daños y perjuicios.  

Por su parte, la mujer declaró que "no tengo palabras. Ganamos. Es una victoria para toda la gente en mi misma situación. Espero que cree jurisprudencia". Además, aludiendo a otras demandas similares contra los ruidos del mundo rural, agregó que "todo el mundo va a ser protegido: las campanas, las ranas, etc.". 

En tanto, el abogado Vincent Huberdeau, que representa a los demandantes, había sostenido que este "no es un juicio de la ciudad contra el campo. Es un problema de perjuicio sonoro. El gallo, el perro, la bocina, la música... se trata de un caso sobre el ruido". 

"Mis clientes viven en una zona clasificada residencial en el Plano Local de Urbanismo. ¡No es el campo!", puntualizó. 

Como sea, ahora Maurice podrá seguir cantando a la hora que sea. Nada se lo impedirá. 

SEGUIR LEYENDO