Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 21 de julio de 2019

Acusaron errores históricos: Rusia se indigna con ‘Los últimos Zares’, la nueva docuserie de Netflix

Algunos medios y periodistas del país realizaron duras críticas hacia la producción que retrata la vida de Nicolás II.

Con ‘Chernobyl’, los espectadores tuvieron la oportunidad de ver una adaptación impresionantemente detallista y similar a lo ocurrido en el desastre nuclear que afectó a la Unión Soviética en 1986. Es este esfuerzo realizado por la producción de HBO de replicar un momento histórico de manera fiel en la televisión está siendo usado por la prensa rusa como argumento para criticar 'Los últimos zares', la nueva docuserie de Netflix.

La producción pone el foco en el papel de Grigory Rasputin, el religioso que convenció al zar Nicolás II - el último soberano antes de la Revolución de 1917- y a su esposa Alexandra de que podría salvar a su hijo hemofílico Alexei. Junto con escenas actuadas, la serie incluye explicaciones de académicos y conocidos historiadores.

Sin embargo, diversos medios y periodistas de ese país han apuntado contra la producción acusando numerosos errores históricos“¿Qué es lo que falla en Los últimos zares de Netflix?: todo”, escriben desde el sitio de noticias Fontanka. Entre las fallas importantes, el medio señala el momento en que se muestra la Plaza Roja con el mausoleo de Lenin en 1905, cuando ni siquiera había llegado al poder y seguía vivo o cuando se muestran los muros del Kremlin de color rojo, cuando en esa época estaban pintados de blanco.

Otra de las principales críticas apunta hacia las escenas de carácter sexual que aparecen en la serie. El periodista Fyodor Krasheninnikov recurrió a su cuenta de Facebook para criticar una secuencia en particular que calificó como “repugnante”. En esta escena se puede ver a la zarina rezando en voz alta por su hijo mientras mantiene relaciones sexuales. “La serie solo le gustará a la gente que quiera ver a la zarina desnuda”, manifestó el periodista.

SEGUIR LEYENDO