Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 18 de noviembre de 2016

Una gran noticia para el planeta: Francia dejará de usar carbón en 2023

La noticia fue anunciada en la reunión anual del cambio climático de la ONU, que este año se celebra en Marrakech.

El presidente francés, François Hollande, anunció una medida muy importante hace algunos días en la reunión anual de cambio climático de la ONU: Francia no usará más carbón y aseguró que para antes de 2023 dejará de usarlo para producir energía.

Hollande ha asegurado ante los demás mandatarios allí reunidos que apagará todas sus centrales eléctricas de carbón de seis a siete años. Al mismo tiempo, valoró la labor de Obama al firmar el acuerdo de París.

"El papel desempeñado por Barack Obama fue crucial en el logro del acuerdo de París", aseguró Hollande. También ha alegado que su firma es "irreversible", en clara referencia al negacionismo que sostiene el nuevo presidente electo de EEUU, Donald Trump, respecto al cambio climático.

Hollande ha alabado la labor de Obama al firmar el acuerdo de París y ha recordado a Trump los compromisos firmados con cambio climático.

Francia, que obtiene el 75% de la electricidad de sus centrales nucleares, es desde hace tiempo uno de los países que menos carbono emiten a la atmósfera. Aún así, el presidente ha vuelto a recordar a los demás países que según el acuerdo de París, todos deben conseguir emisiones cero de carbono para 2050.

La quema de carbón es muy perjudicial no solo para el medio ambiente sino también para la salud y el clima. Sin embargo, de acuerdo a IflScience, Trump y sus partidarios no solo niegan el cambio climático sino que se declaran grandes fans del uso del carbón.

Francia, que obtiene el 75% de la electricidad de sus centrales nucleares, es desde hace tiempo uno de los países que menos carbono emiten a la atmósfera.

Por suerte, a nivel mundial este mineral es cada vez menos usado para producir energía debido a que las energías renovables son cada vez más baratas y comunes. El paso dado por Francia es esperanzador y podría servir de ejemplo para que países en desarrollo, como India, dejen de quemar carbón para producir electricidad.

SEGUIR LEYENDO