Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 17 de enero de 2018

Tres imperdibles datos de humitas para aprovechar la mejor época del choclo

El verano es sinónimo de choclo y variedad de frutas y verduras. ¿O no?

Uno de los grandes beneficios del verano son sus frutas y verduras. Gracias al aumento de las temperaturas, aparecen las sandías, duraznos, melón, guinda, albahaca, poroto granado y el delicioso choclo pastelero comienzan a verse en las verdulerías y supermercados.

Por eso, es la mejor época del año para dejar de comprar la pastelera y las humitas congeladas y disfrutar de nuestros tradicionales platos chilenos fresquitos.

Aquí te recomendamos tres picadas para comprar humitas y aprovechar las bondades del choclo.

Ambassador en Tobalaba 975, Providencia

Lo primero que podemos decir de estas humitas es que son de un tamaño contundente. La tienda Ambassador, conocida por también tener empanadas de pino que han aparecido en las listas dieciocheras. Con un dejo picantito al final, el aliño justo y sin excesos y albahaca que se hace presente, no podía faltar este dato para aprovechar el choclo de verano.

Irarrázaval con Suecia, vereda norte, Ñuñoa

Si has pasado por fuera del supermercado que hay en este sector y has visto vendedores con su cooler vendiendo humitas, no pases del largo. Muy sabrosas, con ese sabor casero, muy suaves y cremosas, con esos adjetivos podríamos calificar la humitas de este punto de venta. Sin ser un negocio establecido, las vendedoras de este sector se han hecho conocidas como una de las imperdibles picadas de humitas en Santiago. Hay que agregar que hay que llegar temprano, porque se agotan. 

Almacén San Sebastián, Nuestra Señora del Rosario con Los Militares, Las Condes

Son varias las verdulerías que han ido ampliando el rubro, agregando productos similares a un minimarket, a veces incluso venden plantas o platos preparados. Es el caso del Almacén San Sebastián, que también vende este producto veraniego. Podríamos calificar estas humitas como "de gusto de todos", no son ni secas ni tan húmedas, ni muy saladas ni dulces, ni con poca ni mucha albahaca. Son perfectas para acompañarlas con azúcar o sal o con ensalada chilena o solo tomate.

Bonus Track: si quieres aventurarte y preparar tus propias humitas, revisa aquí la receta de nuestra Virginia Demaría. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Comida Chilena Comida Tipica Gastronomía