Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 30 de septiembre de 2018

Tito Fernández fue denunciado por abuso sexual y violación mientras se desempeñaba como “maestro espiritual”

Una mujer acusó al músico chileno de abusar de ella tras "prestarle servicios sagrados".

El reconocido folclorista chileno Humberto Baeza, conocido popularmente como Tito Fernández, "El Temucano", enfrenta actualmente una denuncia que una mujer presentó en su contra por los delitos de abuso sexual y violación.

Según reveló un reportaje de La Tercera, los hechos habrían ocurrido en el marco de la participación de la mujer en el denominado Centro Integral de Estudios Metafísicos (CIEM), grupo al que la denunciante se sumó en 2009 y que fue fundado por Fernández tras comenzar sus estudios en astrología, esoterismo y espiritualidad, tras una supuesta experiencia con Ovnis en Antofagasta en 1974 que el músico incluso ha relatado en televisión.

 La mujer se integró cuando tenía 33 años y reveló que "al principio me pareció que había encontrado una familia espiritual. Pero con el tiempo, y cuando pude conocer realmente al 'maestro', todo se derrumbó". Esto, porque la denunciante confesó que El Temucano "se rodeaba de un aura de poder místico" y era respetado y obedecido por un grupo pequeño de mujeres, denominado Logia Tallis.

Fue en este contexto, que la mujer fue primero convocada en 2010 a una ceremonia de iniciación. Ahí debió ingresar a una sala con los ojos vendados y arrodillarse ante Fernández para jurarle "lealtad, obediencia, discreción y silencio", mientras la golpeaban con una espada en el cuerpo.

Más tarde, fue abusada en cuatro ocasiones. La primera vez ocurrió en marzo de este mismo año, cuando en una sala del Sindicato de Folcloristas se reunión con el Temucano tras haber sido elegida para prestarle "servicios de carácter sagrado".

Dos semanas después, en un motel de calle Ejército con Toesca, "el sujeto sacó un cuchillo y lo posó en mi garganta, me hizo jurarle una vez más lealtad, obediencia y silencio", aseguró y agregó que "me obligó a jurar tener siete encuentros sexuales más con él en ese lugar, amenazándome en todo tiempo con aplicar castigos si decidía desobedecerlo o relatar lo sucedido".

Su denuncia está siendo patrocinada por el Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg), donde fue entrevistada con un abogado e ingresó a un programa de reparación en el que ya lleva 13 sesiones con especialistas.

SEGUIR LEYENDO
Tags: Música chilena Acoso