Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 17 de noviembre de 2016

¿Por qué nos quedamos en trabajos que no nos gustan?

Lo raro es que muchos ni siquiera intentan buscar otro trabajo...

¿Te apasiona lo que haces? ¿te levantas cada mañana lleno de energía, listo para llegar a la oficina y enfrentar tu mañana con entusiasmo, porque te encanta lo que haces? Si respondiste que no... lo más probable es que no te guste tu trabajo.O que en el mejor de los casos, te deje indiferente, te dé lo mismo... y vale la pena preguntarse eso, ¿no?

Si no te apasiona lo que haces todo el día, aquello en lo que gastas más tiempo y energía, ¿por qué permaneces en un trabajo que no te gusta?

Aon Hewitt, una consultora de recursos humanos de EE.UU. dio a conocer esta semana un informe de compromiso con el trabajo, que estudia las motivaciones de gente alrededor del mundo para tener o desear un puesto de trabajo.

Allí encontró que cerca del 8% de la fuerza de trabajo global está insatisfecha con lo que hace, pero tampoco tiene planes de cambiarse.

No solo eso, ni siquiera busca hacerlo: sencillamente están ahí, pegados en trabajos que no les agradan.

En Aon Hewitt les llaman "prisioneros", y distinguen un motivo principal por el que caen en este grupo: ganan un sueldo un poco más alto que la media de su sector y están dispuestos a aburrirse con tal de ganar un poco más.

 

 

El problema es que los "prisioneros", esos trabajadores amargados que no disfrutan de lo que hacen, no sólo no se realizan en lo personal, sino que además entorpecen el desarrollo y el éxito de una empresa.

Según el Wall Street Journal, la buena noticia es que suelen responder bien a la motivación, porque si están frustrados es precisamente porque sienten que podrían hacer algo mejor.

Bueno, por acá se nos ocurre que en Chile la cifra debe andar un poco por encima del 8% mundia, ¿te pasa? ¿cuánto te motiva lo que haces?

SEGUIR LEYENDO