Click acá para ir directamente al contenido

Martes 24 de octubre de 2017

¿Para qué sirve el apéndice? Los científicos tienen la respuesta

Finalmente, si tiene una buena utilidad.

Es un órgano dispensable en el cuerpo humano: el apéndice está adherido al intestino grueso, sin una utilidad visible. Varias personas no lo tienen, ya que al inflamarse forma una dolorosa infección, que puede terminar en apendicitis.

Sin embargo, un grupo de investigadores de la Universidad de Midwestern de Arizona, quisieron demostrar la utilidad de este desvalorado órgano, y lo descubrieron: el apéndice es un ser un reservorio de bacterias intestinales beneficiosas.

Para el estudio, se analizó los intestinos y las características ambientales de 533 mamíferos diferentes para indagar en la evolución del apéndice. Para esto, se seleccionaron especies que sí tenían este órgano como primates, wombats o conejos, y otros que no lo tienen como perros y gatos.

El estudio señala que los animales con apéndice tienen una mayor concentración de tejido linfoide en el intestino, el cual conecta el intestino delgado con el grueso. Este tejido juega un papel importante en la inmunidad y puede estimular el crecimiento de algunos tipos de bacterias beneficiosas, que se pueden almacenar en el apéndice.

Es por esto, que las personas a las que se les ha extirpado el apéndice puedan tardar un poco más en recuperarse de la enfermedad, especialmente aquellas en las que las bacterias intestinales beneficiosas han sido expulsadas del cuerpo.

Pero tampoco hay que asustarse, ya que las personas que se han sometido a una apendicectomía tienden a ser relativamente saludables y no tienen mayores efectos perjudiciales.

 

SEGUIR LEYENDO