Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 23 de junio de 2016

MUNDO | El Zoológico de Buenos Aires cierra después de 140 años

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires decidió transformar este predio de 18 hectáreas en un ecoparque interactivo.

Los zoológicos causan polémica: algunos los odian porque mantienen a los animales fuera de su ecosistema y en cautiverio, otros los defienden porque se trata de lugares donde van a parar finalmente animales que han sido abusados y maltratados, y así. Lo cierto es que esta es una buena noticia: el gobierno de la ciudad de Buenos Aires anunció la revocación de la concesión privada de su zoológico.

¿Qué signifca esto? Que esta decisión le permitirá transformar este predio de 18 hectáreas -emplazadas en el barrio Palermo-, en un ecoparque interactivo que implicará trasladar a reservas naturales y santuarios de todo el país de unos 1.500 animales, desde elefantes africanos y rinocerontes hasta serpientes.

La opción tomada por el gobierno de Buenos Aires se fundamenta tras los tristes hechos ocurridos durante 2015: murieron una cría de jirafa, dos lobos marinos y una mara. Pese a los reclamos masivos a través de las redes sociales, poco y nada se avanzó en el gobierno. Hasta ahora, cuando el ejecutivo hizo el anuncio. "El Zoo no da para más. Estamos convencidos de que la transformación en un ecoparque es el paso correcto, en sintonía con decisiones similares que se toman en otras grandes ciudades del mundo. Ahora será un complejo interactivo que promoverá la educación ambiental", con una paulatina reducción en el número de animales, dijo el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta.

 

"Lo más importante es romper con el modelo de cautiverio y de exhibición", dijo de Gerardo Biglia, abogado de la ONG SinZoo, una de las que más ha luchado por el cierre del Zoo. "Un zoológico transmite un mensaje perverso, sobre todo porque apunta a un público infantil al que le decimos que encerrar a un ser vivo para nuestro ocio es válido. Yo creo que ahora viene un cambio de modelo para el cual ya estamos preparados, porque cuando le planteas a los chicos que no está bien encerrar animales les parece una obviedad", explica Biglia.

El Zoológico de Buenos Aires fue fundado en 1874 por el expresidente Domingo Faustino Sarmiento (1868-1874). Para su construcción se diseñaron 52 edificios que recrean la arquitectura del origen geográfico del animal. La idea fue emular los grandes zoológicos de las ciudades europeas que servían de modelos a las clases más acomodadas de una nación que llevaba menos de 60 años como independiente.

La idea oficial es reconvertir los edificios del Zoo en espacios interactivos de educación ambiental, con apoyo de soportes tecnológicos. También funcionará una clínica para animales víctimas del tráfico ilegal. El diseño del parque será sometido a un concurso internacional de urbanistas y paisajistas. Los vecinos de Buenos Aires, además, podrán aportar proyectos para la transformación del espacio verde que serán evaluados por un jurado.

Fuente: El País. 

SEGUIR LEYENDO