Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 17 de marzo de 2016

MEDIO AMBIENTE | SeaWorld anuncia que terminará con la reproducción de orcas en cautiverio

La indignación que provocó el documental que acusaba a parques temáticos de maltratar a orcas en cautiverio, tuvo este jueves el desenlace que esperaban.

La empresa estadounidense SeaWorld, que posee la mayoría de las orcas para espectáculos en Estados Unidos y Europa, anunció el final de su programa de reproducción de orcas en cautiverio, lo que significa un enorme logro para los defensores de los derechos de los animales. Pocas veces se ha producido una victoria tan contundente de David contra Goliat: desde el estreno en 2013 del documental Black Fish, el movimiento para la liberación de las orcas se convirtió en "una pesadilla de relaciones públicas" para SeaWorld, según reconoció la propia compañía. 

El presidente de SeaWorld, Joel Manby, señaló en un comunicado de prensa: "Nuestros clientes visitan los parques marítimos, en parte, para ver orcas. Pero un creciente número de personas piensa que las orcas no deberían estar en cautiverio. Al hacer que esta sea la última generación de orcas en cautividad y cambiando la forma en que nuestros visitantes contemplarán a estos magníficos animales, estamos proporcionando una experiencia realmente importante". Por lo tanto, no solo dejarán de reproducirse –su captura está prohibida en numerosos países–, sino que ya no organizarán espectáculos con orcas.

SeaWorld es la principal empresa del sector con parques temáticos en Orlando y San Diego. En 2015, el número de visitantes de sus parques se redujo ligeramente, 22,40 millones frente a 22,47 en 2014, mientras que los ingresos pasaron de 1.380 millones de dólares en el ejercicio anterior a 1.370. Sus beneficios netos fueron de 49,1 millones frente a 49,9 hace un año. Sin embargo, en 2014 sufrió una caída mucho más radical en las frecuentaciones, que cayeron en un 5,2% (8,3 millones de visitantes), según explicaba la propia compañía.

El problema ahora es saber qué hacer con las orcas en cautiverio. La experiencia de la orca Keiko, sobre la que también se hizo una película, Liberad a Willy, fue muy compleja, porque el animal nunca se acostumbró a vivir en libertad y siempre buscó la presencia de los humanos. Las orcas son animales muy sociales, que viven en familias toda su existencia y que cazan en grupo, a veces con tácticas muy sofisticadas. En el caso de las orcas cautivas en la actualidad, la inmensa mayoría no ha conocido la vida más allá de la piscina.

"Algunos críticos quieren que vayamos más allá y que liberemos a las orcas que todavía permanecen en cautiverio. Pero no me parece una opción inteligente", prosigue el presidente de SeaWorld, Joel Manby, en el comunicado. En este punto estaría de acuerdo con la mayoría de los conservacionistas. "La mayoría de nuestras orcas nacieron en SeaWorld y las que nacieron en libertad han pasado la mayoría de su vida en nuestros parques. Si las liberamos en el océano, lo más probable es que mueran".


Fuente: BBC Mundo.

SEGUIR LEYENDO