Click acá para ir directamente al contenido

Martes 13 de junio de 2017

Más de la mitad de la merluza extraída en nuestro país se elimina como desecho alimenticio

El abril pasado, la WWF Chile encendió las alertas, luego de revelar que la pesca ilegal no declarada ni regulada de merluza, superaría hasta dos veces la cuota anual permitida y asignada para este recurso.

En ese sentido, según datos entregados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 53% de la marezula extraída de nuestros mares es eliminada como desperdicio alimenticio, algo así como 1.96 toneladas.

Estos números dan cuenta de un panorama preocupante, sobre todo, por lo que partimos contando en esta nota: varias especies de merluza son sobreexplotadas hasta provocar su agotamiento, en gran medida, por la pesca indiscriminada de ésta y otras especies.

"La pesca ilegal es un asunto grave y de creciente preocupación, dado que erosiona los esfuerzos para conservar y manejar los stocks pesqueros de una manera responsable", explica Valesca Montes, coordinadora de Pesquerías de WWF Chile.

"Así, puede llevar tanto a la pérdida de beneficios socioeconómicos en el corto y largo plazo, como a impactos negativos en la seguridad alimentaria y la protección del medioambiente marino. La Pesca-INN (no declarada ni regulada) puede empujar incluso al colapso de las pesquerías o afectar seriamente la recuperación de las que actualmente están sobreexplotadas", agrega la experta.

 

SEGUIR LEYENDO