Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 7 de abril de 2016

MAGAZINE | Otra vez, Charlie Sheen: Policía de Los Angeles abre investigación criminal en su contra

El actor está envuelto en su enésima polémica legal al protagonizar un nuevo caso policial rodeado de misterio.

Después de varias denuncias por malos tratos, amenazas y órdenes de alejamiento, Charlie Sheen vuelve a vérselas con la policía. El actor está siendo investigado tras la denuncia que se presentó en su contra el pasado 31 de marzo. Aún no han trascendido detalles de cuál es el motivo, quién es el denunciante o qué ha hecho esta vez el actor.

Los detectives de la brigada de gestión de amenazas del departamento de policía de Los Ángeles (Estados Unidos) abrieron esta investigación la semana pasada, según señala Mike López, un portavoz de la policía. No se sabe más. López se ha negado a facilitar información sobre la naturaleza de la presunta víctima o amenaza, pero asegura que los investigadores han obtenido una orden judicial de registro y que aún tienen que ponerse en contacto con Sheen.

Varios medios internacionales, como Variety y Radar Online, hacen referencia a una cinta de audio que podría ser el centro de la investigación. Ni Sheen ni su abogado se han pronunciado al respecto.

Esta investigación policial marca el último roce con la ley del actor, de 50 años, cuya carrera se ha visto ensombrecida durante años por su estilo de vida, el abuso de sustancias —con sus respectivos intentos de rehabilitación— y multitud de problemas legales.

En agosto de 2010, se declaró culpable de atacar a su entonces esposa, Brooke Mueller, durante una discusión y fue condenado a 30 días en un centro de tratamiento de drogas y alcohol en California. Según el relato de estos hechos en un informe de la policía, Sheen la había sujetado a la cama y le había puesto un cuchillo en la garganta. La pareja se divorció poco tiempo después.

Más recientemente, en noviembre del año pasado, Sheen reconoció que había sido diagnosticado como seropositivo cuatro años antes y que estaba siendo extorsionado por casi nueve millones de euros a cambio de mantener esa información en silencio. Un mes después, su última expareja, Scottine Ross, demandó a Sheen por haber tenido relaciones sexuales con ella antes de confesarle que era seropositivo. También aseguró que el actor la había amenazado varias veces con matarla durante su relación, que terminó en 2014. Radar Online asegura que la cinta que ocupa esta última investigación policial podría contener las amenazas contra Scottine Ross.

 

SEGUIR LEYENDO