Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 8 de abril de 2018

Lula da Silva ingresó a la cárcel de Curitiba para cumplir 12 años de condena

El ex presidente de Brasil pasó su primera noche en el recinto penal rodeado de agentes de seguridad.

Más de 20 horas después de que terminara el plazo establecido por el juez Sergio Moro para su ingreso en prisión, el ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, se entregó a la policía durante la tarde el sábado para ser trasladado a la sede de la Policía Federal de Curitiba y comenzar a cumplir su condena de 12 años de prisión por corrupción en el marco del caso Lava Jato.

Su traslado al recinto penal no estuvo exento de incidentes y manifestaciones. Algunas horas antes, Lula se dirigió públicamente al gran contingente de seguidores que lo acompañó en el sindicato metalúrgico e impidieron el primer intento del ex presidente de entregarse a la policía.

Imagen foto_00000032

Desde las afueras de Sao Paulo, una avioneta y un helicóptero lo trasladaron hasta el edificio que, desde varias horas antes, congregó a un centenar de manifestantes detractores del ex mandatario, que lanzaron fuegos artificiales y desplegaron una bandera de Brasil para celebrar la decisión tomada por el juez Moro. De igual manera llegaron hasta el recinto penal de Curitiba algunos simpatizantes de Lula que realizaron protestas al momento del ingreso.

Esta mañana, el recinto ubicado en el barrio de Santa Cândida, en la zona norte de la ciudad, amaneció con un perímetro de seguridad de unos cien metros a cada lado del penal, resguardado por agentes de la policía.

Imagen foto_00000031

La celda que hospedará al líder del Partido de los Trabajadores estará ubicada en el cuarto piso de del recinto y contará con 15 metros cuadrados, baño privado y agua caliente. La misma habitación era usada para albergar a integrantes de la Policía Federal de otras zonas del país que pasaban Curitiba, por lo que fue preparada especialmente para recibir al ex mandatario, aislándola por completo y contando con dos policías que resguardarán al líder petista las 24 horas del día.

SEGUIR LEYENDO