Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de octubre de 2016

La grave denuncia contra el popular manifestante de la marcha #NiunaMenos

La historia del popular registro lleno de empatía hacia la lucha por la igualdad de género se cayó en horas tras el relato de la ex pareja del manifestante.

Vitoreada y alabada fue la fotografía del hombre que en la marcha #NiunaMenos portaba un cartel en rechazo a la violencia de género.

"Estoy semidesnudo, rodeado por el sexo opuesto... y me siento protegido, no intimidado. Quiero lo mismo para ellas", era la frase que rezaba el cartel que sostenía Felipe Garrido Aranela, cuyas imágenes fueron ampliamente compartidas en redes sociales. 

Imagen foto_00000001
Facebook

El registro comenzó a popularizarse, llegando incluso a ser compartido por medios internacionales, pero también a ojos de Francesca Palma, ex mujer y madre de la hija del manifestante, que al ver como Garrido se llenaba de elogios por su empatía hacia la igualdad de genero, decidió denunciar en una publicación de Facebook una historia de supuestos maltratos y deudas impagas. 

"Yo soy madre de la hija que nació de la relación con este individuo, que dice defender nuestros derechos, que por años ha destruido la vida de mi hija y la mía, por la que yo llevo cicatrices en mi cuerpo y en mis recuerdos, al que no le importa que su hija tenga de comer, que tenga estudios, que tenga salud. Este mismo hombre que no paga pensión, que desafilió a su hija de la isapre sin avisar, este mismo hombre es el que ha provocado la depresión que afectó a mi hija por muchos años por culpa del maltrato psicológico que le ha dado. Sin ir más lejos ayer le correspondía visita y envió un mensaje diciendo que no podía ir a buscarla porque ayer tenía que trabajar, ahora todos sabemos que era para ir a la marcha y no por trabajo".

"Se desapareció un año, luego llegó diciendo que yo no lo dejaba ver a su hija y trató de que me metieran a la cárcel en reiteradas ocasiones. Tribunales no le dio en el gusto y nos envió a terapia de la cuales nunca se hizo partícipe y sigue haciéndole un daño a mi pequeña hija que incluso ha hecho dormir en el suelo en un colchón inflable mientras él duerme en una cama", acusó.

En conversación con Radio Bio Bio, Francesca contó que "una vez estábamos discutiendo y me lanzó un plato. Me rompió el tendón y ahora tengo una cicatriz en el pie. Al llegar a la Clínica me pidió que no le contara al doctor lo que había ocurrido porque se podía ir detenido", recuerda Palma, asegurando que ahora se arrepiente de haberle hecho caso.

Si bien la mujer no realizó la denuncia por violencia intrafamiliar, sí dejó la constancia en tribunales de que Garrido había desafiliado a su hija de la isapre, además de pensión alimenticia impaga, como lo confirmarían las causas rol número C1307-2016 y C557-2013 de los Tribunales de Familia. "Si no me hubiera ido de la casa, habría sido una más", reflexionó la mujer en la entrevista.

 El texto completo lo puedes leer acá:

SEGUIR LEYENDO
Tags: Marcha Mujeres