Click acá para ir directamente al contenido

Sábado 2 de septiembre de 2017

Keanu Reeves: 53 años de un actor que optó por la austeridad tras vivir de tragedia en tragedia

Gracias a las redes sociales, nuestros actores favoritos se acercaron muchísimo más de lo que antes estaban de nosotros por medio de programas de televisión y revistas de prensa rosa. 

Generalmente los vemos en destinos soñados, pasándolo increíble sobre yates, bien vestidos de pies a cabeza, rodeados de lujos, dándonos la permanente sensación de que las preocupaciones son algo que en sus vidas no existe. Error. Claro que existen, así como también dolores, tristezas, faltas, anhelos más profundos que navegar una temporada por el Mediterráneo y la tarea de lidiar con situaciones difíciles, como cualquier mortal. 

Uno que nos ha dado claras lecciones de que la vida es dolorosa aunque se cuente con una fortuna de varios millones de dólares es Keanu Reeves, quien inspira esta nota en el día que cumple 53 años, justamente a raíz de esa vida diferente que lleva, consecuencia de varios traumas emocionales que ha sufrido y del camino de la austeridad que a partir de eso decidió emprender.

Nacido en Beirut, Líbano, creció en una familia dominada por un padre maltratador, que no perdía oportunidad de humillarlo a él y su hermana frente a otras personas, descargando en ellos las desgracias varias que tuvo que sortear por su adicción a las drogas.

Con el alejamiento de este padre y la mudanza desde Beirut a Nueva York, las situaciones de maltrato no pararon. Mientras su madre trabajaba como Stripper, Reeves y su hermana nuevamente fueron abusados física y psicológicamente por parte de las parejas que ésta tuvo.

Las cosas recién mejoraron cuando migran de Estados Unidos a Canadá, y aunque el actor no destacó por ser un buen alumno en la escuela, logró salir adelante con el apoyo incondicional de su madre.

Todo estaba funcionando en su vida mientras se iniciaba como actor de teatro, cuando un nuevo golpe azota en su vida: el anuncio de que su hermana Kim sufre de leucemia. Afortundamente, Kim logró vencer la enfermedad. De hecho, en 1998 acompañó a Keanu a la entrega de los premios Oscar. En esa oportunidad, el ya consagrado actor se refirió a Kim con las siguientes palabras: "Ella es una mujer muy especial, quizás la más especial de mi vida".

Imagen foto_00000019

 

Siguiendo con su carrera como actor, comenzó a filmar algunos comerciales y películas. Una de ellas fue My Own Private Idaho, donde participó junto a su mejor amigo River Phoenix. Esta película los unió aún más bajo el alero de una relación fraternal, que los había convertido en hermanos; no obstante, en 1993, River fue encontrado muerto por una sobredosis.

 Imagen foto_00000020

Reeves pasó un largo tiempo culpándose de la muerte de su gran amigo, creyendo que pudo haberla evitado estando más cerca de él.

Tras perder a River, su vida empezaba a vislumbrar con optimismo la venida de buenos tiempos al enamorarse de Jennifer Syme, con quien al poco tiempo de conocerse esperaban la llegada de su primera hija, Ava Archer Syme-Reeves.

El embarazo se vio interrumpido a los ocho meses de gestación, cuando Ava de un momento a otro muere en el vientre materno.

Aún sin superar el irremediable dolor de la pérdida de Ava, mientras Keanu se encontraba rodando Matrix (1999), recibe un duro remate: Jennifer muere en un accidente de tránsito a los 29 años, tras salir eyectada por el parabrisas del auto que conducía en una autopista en Los Ángeles. 

¿Cómo puede ser tan ingrata la vida con una persona? Es la pregunta que cabe hacerse luego de conocer la tan trágica historia de este actor, quien desde entonces, no se ha visto más junto a una pareja y que en lugar de disfrutar cada millón que reúne en su cuenta, se dedica a ir en ayuda de diversas entidades que trabajan a favor de los niños que padecen cáncer.

Acualmente vive en Nueva York y si crees que lo verás en Instagram presumiendo una vida de lujos y exentricidades, pues no. A diario se le ve desplazándose en el metro de la ciudad, muy sencillo, con una vestimenta poco llamativa que, sin temor a ser paparazzeado, es parte del espacio público como uno más.

Imagen foto_00000021

Nuestros respetos para este hombre, que en el día de su cumpleaños saludamos desde aquí, repasando algunos pasajes de su particular historia.

SEGUIR LEYENDO