Click acá para ir directamente al contenido

Miércoles 22 de marzo de 2017

Hoy es el Día Mundial del Agua y de este modo se puede reutilizar el agua ya consumida

Como cada 22 de marzo, hoy se celebra un nuevo Día Mundial del Agua con miras a la reducción y a la reutilización de las aguas residuales.

La efeméride, adoptada por la ONU en 1992, busca promover año a año la importancia de este recurso y 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que plantean garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos con miras al 2030.

Imagen foto_00000001

Pese a que muchos países en desarrrollo aún no cuentan con la infraestructura adecuada para la obtención de agua potable, el desafío va más allá de esto: getsionar el agua de manera eficiente y sostenible para todos los rincones del planeta y también, la exploración de una fuente de agua con gran potencial, la de las aguas residuales.

En ese sentido avanza la campaña que la ONU promueve con fuerza este miércoles 22 de marzo, que reza "¿Por qué gastar agua?", un llamado claro a la toma de consciencia sobre la importancia y necesidad de disminuir el porcentaje de aguas sin tratamiento para que vuelvan a estar aptas para el consumo humano.

A continuación uno de los afiches de la campaña que entrega una buena idea sobre cómo reutilizar el agua en el cotidiano:

Imagen foto_00000002

La necesidad de someter las aguas residuales a un proceso de limpieza se vuelve urgente si se considera que más del 80 por ciento de esta agua vuelve al medio ambiente sin tratamiento de saneamiento o reutilización.

Frente a esto, el mejoramiento de las condiciones de saneamiento del agua es más urgente si se considera que el nuevo Objetivo de Desarrollo Sostenible, plantea como meta el año 2030, para cuando se estima que la demanda global de agua aumente en un 50% a un 70%.

¿Cómo las industrias pueden aportar a la recuperación, reúso y reciclaje de agua y aguas residuales?

Mediante el riego superficial de huertos y viñedos, campos de golf, áreas paisajísticas, y cultivos alimentarios. Otros usos incluyen la recarga de agua subterránea, la preservación o aumento de ecosistemas como ser humedales o hábitats riparios, y también en procesos industriales. El agua no potable puede ser usada para el lavado de inodoros, riego paisajístico, lavado de vehículos y veredas, y otros similares.

Mientras tanto, podemos partir por casa, desde arreglando esa gotera que no hace más que desperdiciar agua lista para el consumo, armando una suerte de lavaza para lavar la loza, la cual luego, puede usarse para la limpieza de baños y otros artefactos, disminuyendo el tiempo de cada ducha y a nuestros niños, enseñándoles la importancia de este recurso vital, traspasándole prácticas como las señaladas anteriormente. 

 

SEGUIR LEYENDO