Click acá para ir directamente al contenido

Viernes 26 de agosto de 2016

¿Fanático del mal cine? podría estar relacionado con una inteligencia superior

El estudio "Enjoying Trash Films: Underlying Features, Viewing Stances, and Experiential Response Dimensions" llegó a una interesante conclusión

Si estás cansado de que nadie entienda tu fanatismo obsceno por las peores películas y que más aún nadie comprenda que verlas hasta el final es para ti un disfrute, este noticia te puede interesar.

Los académicos Keyvan Sarkhosh y Winfried Menninghaus investigaron sobre este fenómeno y publicaron un ensayo en la revista Poetics titulado: "Enjoying Trash Films: Underlying Features, Viewing Stances, and Experiential Response Dimensions". 

Lo primero en lo que se centró el equipo fue en identificar qué era lo que hacía a una película mala. La característica más citada por los participantes en el estudio fue lo "barato" de las mismas. En este sentido, el ejemplo más recurrente fueron las películas de terror de bajo presupuesto.

Los investigadores se dieron cuenta de que aquellos que solían disfrutar más con este tipo de películas eran, paradójicamente, los más cinéfilos. Esto se debe a que, en su mirada, entra en juego la ironía y disfrutan analizando la estructura de la trama, los diálogos y la producción.

Imagen foto_00000005
El vengador Tóxico

Para este tipo de espectadores, el mal cine se convierte en una interesante y agradecida desviación de la norma. Es decir, en algo que va más allá de la cultura generalista.

El estudio también determinó que se trata de unos espectadores de una educación por encima de la media que podrían ser descritos como "omnívoros culturales". Personas interesadas en un espectro muy amplio del arte que trasciende los límites tanto de la baja y alta cultura.

Imagen foto_00000004
Sharknado

Concluyendo, si alguien mira con malos ojos porque eres un fanático de "El vengador Tóxico" o "Sharknado" es problema suyo y no tuyo. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Cine Estudio