Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 3 de julio de 2017

Estos son los hábitos irresponsables de los turistas en parques y reservas naturales

No todos los turistas saben comportarse en estos recintos.

Varios son los malos hábitos que realizan los turistas cuando visitan un parque o una reserva natural. Pese a que muchas veces estos errores son sin conocimiento o intención, es importante tener claro que estas actitudes pueden llevar a terminar con un ecosistema. 

Es por esto, que te dejamos diez hábitos que debes evitar cuando visites estos hermosos lugares:

Exceso de ruido

La experiencia de visitar un lugar lleno de naturaleza se puede disfrutar aún más si logramos contemplarlo en silencio. Sin embargo, muchos visitantes ignoran esto y recorren los senderos de los parques emitiendo ruido, ya sea gritando, escuchando música o simplemente hablando en voz alta. Puede parecer algo insignificante, pero esto tiene un efecto negativo en el entorno.

Poco cuidado con la basura

Todos los parques cuentan con basureros pero estos no siempre son utilizados. Muchas veces, las personas arrojan sus desechos a lo largo de los senderos y no donde corresponde pese a los letreros que invitan a no ensuciar. No es sólo un tema estético, los restos de comida y la basura plástica generan un impacto negativo en el medioambiente.

Animales domésticos

Todos amamos pasar tiempo con nuestras mascotas y nos gustaría que ellas nos acompañaran a todos lados. Pero esto no siempre es una buena idea. Muchos parques prohíben el ingreso de animales domésticos pues generan un grave daño en la fauna nativa. Obviamente, esto no siempre es acatado y muchos hacen ingreso a las reservas junto a sus perros, gatos u otros animales domésticos.

Encender fuego

Muchas áreas pertenecientes a reservas naturales se han visto afectadas por siniestros y en algunas ocasiones estos incendios comienzan en los propios parques. Por lo mismo, se considera un delito hacer fuego en cualquier circunstancia. No obstante, muchas áreas naturales son muy extensas y no cuentan con la cantidad apropiada de guardaparques lo que es aprovechado por los visitantes para realizar fogatas.

Ingresar por lugares no habilitados

La mayoría de los parques y reservas naturales cuentan con cientos de hectáreas de extensión, algunos de ellos incluso traspasan a varias comunas. Por eso, en ocasiones no resulta difícil ingresar a alguna de estas áreas por ingresos que no están habilitados. De esta forma, los guardaparques no pueden llevar un registro de quienes están dentro de la reserva lo que puede dificultar las labores de rescate en caso de algún accidente.

No respetar los senderos

Los senderos son alteraciones en el ecosistema hechas por el hombre. Sirven para que las personas puedan transitar por ellos provocando un impacto mínimo en el entorno. Pero muchos visitantes prefieren salirse del camino demarcado alterando la flora y asustando a la fauna del entorno.

No seguir instrucciones de los guardaparques

Parece algo bastante sencillo y obvio, pero esto no siempre se cumple y en este caso las consecuencias pueden ser graves para los visitantes, provocando incidentes por el poco conocimiento del lugar.

Molestar y perturbar a la fauna

Algunos hacen cualquier cosa por conseguir una buena foto o una toma más cercana de algún animal, incluso aunque eso signifique perseguirlo y acecharlo, molestando su habitual descanso. Las áreas naturales existen para la conservación de nuestra flora y fauna nativa y los visitantes somos sólo eso, visitas, turistas que estamos de paso, por lo que nuestro tránsito tiene que provocar el menor impacto posible.

Ingresar sin pagar la entrada

Los parques y las reservas naturales cobran un valor de ingreso que en la mayoría de los casos sirve para la mantención y cuidado del propio recinto. Quizás por falta de una adecuada educación ambiental o conciencia ecológica, muchas personas intentan acceder sin pagar el ingreso.

Sustraer ramas, flores o rocas

Una de las razones por la que se considera una reserva natural es precisamente para su conservación y cuidado. Si necesitas un apoyo para realizar senderismo, lleva tu propio bastón y no rompas ramas de árboles milenarios. El cuidado del ecosistema comienza con cambios de hábitos muy pequeños.

 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Chile Naturaleza Turistas