Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 20 de julio de 2017

Es un hecho: El segundo hijo es más rebelde y con más posibilidades de ser delincuente

Las formas en las que nuestra personalidad es afectada por ser el primogénito, el hijo del medio o el menor (o algo entre medio) es algo que se ha debatido durante muchos años, pero siempre alguien encuentra alguna conclusión nueva que sacar al respecto.

Una de las más recientes en este ámbito viene desde el prestigioso MIT en Estados Unidos, quienes acaban de llegar a un curioso descubrimiento: Ser el 'segundo hijo' (o sea, el que viene después del mayor) te hace más propenso a la delincuencia. En serio.

Según explica el investigador Joseph Doyle, quien entrevistó a miles de hermanos estadounidenses y publicó sus resultados a través de NPR, los 'segundos hijos' son entre un 25 a un 40% más propensos a la rebeldía y actos delictuales. Esto se explicaría porque los hijos mayores tienden a seguir el ejemplo de sus padres, mientras que los menores toman nota de las conductas de sus hermanos, quienes no son adultos y por tanto tienden a caer en los caprichos y conductas propias de la edad, las cuales son imitadas por los menores.

O sea, los hermanos menores son los más propensos a la delincuencia y la rebeldía, pero los mayores son los que los hacen ser así.

Por supuesto, el estudio no es una regla inquebrantable y de ninguna forma se aplica a todos los casos. Sin embargo, ahora nos estamos explicando algunas cosas sobre los hermanos Carter e incluso los Gallagher.

SEGUIR LEYENDO