Click acá para ir directamente al contenido

Jueves 19 de julio de 2018

El impactante relato de una joven chilena que pone en jaque la objeción de conciencia

Un reportaje de la BBC reveló la cruda historia de Fernanda, quien perdió a su bebé en el Hospital de Quilpué.

Todo comenzó el jueves 5 de abril. Fernanda estaba esperando su segundo hijo, se llamaría León y le habían recomendado reposo absoluto porque tenía un embarazo de alto riesgo. 

En un reportaje de la BBC, esta joven chilena contó todas las trabas burocráticas por la objeción de conciencia que tuvo que enfrentar desde ese día hasta que finalmente perdió a su hijo en el Hospital de Quilpué.

"Cuando llegamos al hospital la ginecóloga me dijo que se estaba empezando a desprender el huevo", relata Fernanda. Le dieron antibióticos y reposo absoluto, pero luego rompió membranas y con exámenes pudieron comprobar que no tenía líquido amniótico: Fernanda pidió aborto en tres causales. 

"(El doctor) me dijo que no, que era objetor (de conciencia) y que en estos casos había un 18% de posibilidades de que el bebé sobreviviera, así que no aplicaba la ley, y me ofreció un calmante", recuerda Fernanda.

En el impactante reportaje relata que llegó una doctora que no era objetora, por lo que le administró la primera dosis para iniciar el procedimiento del aborto. Pero, cuando pasaron las 24 horas para administrar la segunda dosis, la doctora que estaba de turno también era objetora de conciencia, por lo que no se le administró la segunda dosis. 

Luego todo empeoró, y finalmente, como recuerda Fernanda: "Sentí que algo caía entremedio de mis piernas. Pegué un grito". Tras eso, nuevas trabas ya que debían ingresarla a quirófano para hacer el procedimiento de legrado (raspaje) e incluso ahí los doctores discutía si debían o no realizarlo, por ser objetores.

Lee el reportaje completo aquí. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Aborto Denuncia