Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 29 de mayo de 2017

El cambio climático puede ser el culpable de tu mal dormir

Un reciente estudio señala que los problemas de sueño aumentarán junto con el calentamiento global.

Veranos más calurosos, presencia de lluvias en lugares donde solía caer nieve y mal dormir, son algunos de los efectos atribuibles al cambio climático.

Pues bien. Si no te has dado cuenta, pon atención, que un estudio liderado por un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, demostró de qué manera el calor perturba el sueño y cómo el aumento de temperatura a nivel global provocará que el mal dormir sea aún peor.

Sobre eso, no hay ningún misterio. De hecho, es común desvelarse cuando hace calor.

Y es que la fisiología de la temperatura y el sueño tienen una relación estrecha. Mientras las personas transitamos a la inconsciencia, dejamos ir calor de nuestros cuerpos, mientras los vasos sanguíneos de la piel se dilatan. Por consecuencia, si aumenta la temperatura del ambiente, se interrumpe ese tránsito a la inconsciencia y nos desvelamos quién sabe por cuánto rato.

Pese a que el estudio se aplicó a varios grupos etáreos, en los ancianos y personas que habitan en situación de calle, los expertos notaron una mayor reacción al calor durante las distintas fases del sueño.

Usando proyecciones del calentamiento global, el estudio advierte que los problemas de sueño aumentarán a partir de la segunda mitad del siglo y, con ello, los efectos negativos de estar cansados producto del mal dormir.

 

 

 

SEGUIR LEYENDO