Click acá para ir directamente al contenido

Lunes 3 de julio de 2017

Chilenos dejan de trabajar a los 71 años por necesidad económica

El Centro de Políticas Públicas UC realizó estudio sobre la realidad de los adultos mayores en Chile.

Mucho se ha hablado sobre la difícil situación que viven los adultos mayores en nuestro país. Es por esto, que el Centro de Políticas Públicas UC con la colaboración de la Asociación de AFP de Chile, realizaron una radiografía a la realidad a nivel de empleo y ciudad en la población sobre los 65 años, que en el país llega a los 2 millones de personas y que, se proyecta, alcanzará los 4,6 millones a 2050.

El estudio revela que la edad en que realmente dejan de trabajar las personas, es de 70,9 años en hombres y 70,3 años en mujeres. Ambas edades superan la edad legal de jubilación de 65 años y 60 años, respectivamente.

La edad de retiro en Chile está sobre el promedio Ocde, de 64,6 años en hombres y 63,1 años en mujeres. En países como Francia se produce el fenómeno inverso, ya que la edad de retiro es inferior a la edad legal de jubilación. En el caso de Chile, la realidad económica obliga a la gran mayoría a trabajar más allá de la edad de jubilación.

El estudio recuerda que la Tercera Encuesta Nacional de Calidad de Vida UC (2013), concluyó que el 65% de los mayores declara que la principal razón para seguir trabajando es por necesidad económica. No obstante, en la misma encuesta el 65% respondió que seguirían trabajando aunque no tuviera la necesidad de hacerlo.

Sin embargo, el interés por seguir trabajando contrasta con los ingresos. El análisis dice que en comparación con los ingresos promedio para el total de los ocupados, se observa una brecha de 28,7% en contra del segmento de mayores de 65 años. La caída no es porque trabajen menos horas que los trabajadores de menor edad, ya que la Encuesta Nacional de Empleo señala que el 67% de los ocupados de 65 años y más tiene jornada laboral completa.

Las brechas sobre este grupo etario también están a nivel de género. La investigación detalla los datos de la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (2014), que revela que las mujeres ocupadas tienen un ingreso 46% inferior en comparación con los hombres. A 2014, su ingreso mensual promedio equivalía a $215.758, mientras que el de los hombres ocupados correspondía a $399.617.

                                                                                                                               

SEGUIR LEYENDO
Tags: Chile