Click acá para ir directamente al contenido

Martes 26 de septiembre de 2017

Chernóbil se llenó de cachorros que no se pueden tocar

Lobos, ciervos, jabalíes, caballos y perros proliferan en los alrededores de la central nuclear abandonada.

Son animales radiactivos y viven dentro de la zona de exclusión de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania). Los perros abandonados y sus cachorros han dado que hablar gracias a un documental de Drew Scalon, que muestra la zona afectada y las condiciones en las que viven los canes.

Los cachorritos se ven felices y ansiosos de recibir cariño, pero al vivir en la zona nuclear se convierten en un peligro para las personas que los quieran tocar, lo que es terrible por la ternura y simpatía que generan.

Recordar que el desastre nuclear de 1986 obligó la evacuación de miles de personas dejando sus casas y pertenencias. Muchos dejaron a sus mascotas pensando que después volverían por ellos, pero eso nunca sucedió. Los perros abandonados tuvieron descendientes que proliferan ante la ausencia de vida humana y se mezclan con el suelo, las plantas y el agua contaminada del lugar. Se estima que hoy son 900 hijos del apocalipsis nuclear.

Imagen foto_00000002

Frente a esto, varias organizaciones se están preocupando por la vida de estos animales. Una de ellas es la ONG "Clean Futures Fund", que explicó en su sitio web que los canes expulsados de las zonas deshabitadas por los animales salvajes acudirían a la central de energía buscando comida y refugio.

Imagen foto_00000003

SEGUIR LEYENDO