Click acá para ir directamente al contenido

Domingo 31 de diciembre de 2017

Carlos Peña barre el piso con sectores de la izquierda tras elecciones: "Creen que la gente popular no sabe lo que quiere"

En su última columna del año, el abogado disparó contra el concepto de 'Facho Pobre' y el 'paternalismo' de la izquierda ante el votante de Piñera.

"Idiotas", "quieren entrar al Club de Polo", "arribistas", "fachos pobres". Esos fueron solo algunos de los insultos que recibió el electorado 'popular' de Sebastián Piñera, los votantes que le permitieron al ex presidente volver a La Moneda para su segundo mandato.

El concepto de 'facho pobre' ya ha sido criticado por múltiples sectores dentro de la misma izquierda, argumentando que ese tipo de desdén por el electorado que no piensa como ellos es el que provocó la dura derrota del bloque ante Piñera. Ahora, el abogado Carlos Peña terminó de barrer el piso con aquellos que aplicaron estos insultos para referirse a la masa de gente que movió la derecha en las elecciones 2017.

"Lo grave no son esos insultos, esas frases derogatorias (después de todo, un insulto es como un escupitajo o una pedrada). Lo grave son los prejuicios intelectuales y las convicciones de quienes los profieren" explica peña, agregando que: 

"Desde luego, muestran que en ciertos sectores de izquierda (especialmente quienes tienen o presumen tener origen burgués, y para quienes ser de izquierda es como una pose, o un apostolado, o una forma de voluntariado, que viene a ser casi lo mismo) impera el peor de los paternalismos: la creencia de que la gente de origen popular, cegada por su ignorancia, por sus torpes anhelos, entontecida por la publicidad o sus pobres ambiciones, no sabe lo que quiere y al momento de elegir traiciona sus verdaderos intereses".

El abogado prosigue explicando su punto, afirmando que: "Ese izquierdista que cree que ser de izquierda es como ser un apóstol, alguien que está llamado a redimir a los demás, no logra entender a esa gente que parece estar satisfecha con su situación, con sus deudas, con el auto chino, con el colegio subvencionado. Y el izquierdista burgués se frustra porque él es alguien que necesita un pueblo que se sienta abusado para poder ser él un redentor".

Finalmente concluye: "Y por eso -cuando no como fruto de la estupidez o la simple ignorancia- acuña el insulto de facho pobre. Pero no es un insulto en realidad, es solo la racionalización tonta e ignorante de una persona que no entiende por qué quienes él piensa que está llamado a redimir, se resisten a tanta bondad suya".

Su columna rápidamente se volvió lo más comentado en redes sociales durante el Año Nuevo. La puedes leer aquí. 

SEGUIR LEYENDO
Tags: Elecciones